Del papel a la multimedia en 5 décadas

DEL PAPEL A LA  MULTIMEDIA EN 5 DÉCADAS-

Líder en 1959. Líder en 2009. 'La Verdad' no se ha desprendido con el paso de los años de su carácter pionero que le ha llevado a estar en la vanguardia del periodismo nacional. Fue innovador en el Sureste español cuando en 1959 abrió su primera delegación en Cartagena; cincuenta años después lo sigue siendo como grupo multimedia que tiene a su centenario diario como gran estandarte, pero también con emisoras de radio, un canal autonómico de televisión y un portal en Internet que son referentes para la información, la comunicación y el entretenimiento.

 


Aquellos años cincuenta

AQUELLOS AÑOS  CINCUENTA-

Septiembre del 59. O finales del verano del 59, como prefieran. Con o sin canción del verano de marras, la suerte estaba echada. V. Luis Agudo, el flamante y joven capitán de la vieja nave informativa de 'La Verdad', hacía solo unos meses que había tomado las riendas del encargo para el que fue enviado por La Editorial Católica: reflotar esa vieja nave que hacía aguas y que amenazaba con irse a pique. Y una de sus primeras decisiones fue, precisamente, atracar en el histórico puerto de Cartagena. Primer movimiento sobre el nuevo tablero periodístico de la Región: el inicio de un nuevo sistema para que los ciudadanos, en este caso los cartageneros, estuvieran más y mejor informados de lo que pasaba en su tierra, en sus industrias, en sus gentes de a pie o uniformadas, en sus deportistas…. Y en el resto de la Región, y de España, y del mundo… La fórmula, ya empleada en la prensa europea: ediciones especiales.

 


Escuela de periodistas

ESCUELA DE PERIODISTAS-

Con Antonio González-Conejero empecé a colaborar haciendo críticas de cine, reportajes dominicales y algunas entrevistas. González-Conejero, que contaba con Juanito Sáez Manzanares como fotógrafo, dio paso a José Luis Masiá, que siguió la misma línea hasta que pasó a Murcia, ocupando su lugar Manuel Mira Candel, que estuvo ocho meses en Cartagena, marchando a Elda. Al quedar vacante el puesto, González-Conejero -que se hallaba al frente de la de Alicante- y Masiá, propusieron al entonces director Venancio-Luis Agudo Ezquerra, que yo podría ser el delegado, compatibilizando mi profesión de abogado con la del periodismo. Y el 22 de marzo de 1968 me hacía cargo de esa responsabilidad, conociendo, desde sus comienzos, el funcionamiento de una delegación que ya estaba cimentada por la labor de los que me precedieron, entre los que también se encontraba un juvenil Guillermo Jiménez.

 


Una historia trufada de exclusivas

UNA HISTORIA TRUFADA DE EXCLUSIVAS-

Un periódico que quiera ser fiel a sus lectores y pretenda pervivir en el tiempo está obligado a obsequiar a su 'clientela' con exclusivas. Cuantas más, mejor. La dilatada historia de 'La Verdad' en Cartagena es una historia trufada de exclusivas y de noticias que causaron impacto entre la gente, cambiaron las cosas en la ciudad e, incluso, sirvieron para que algunos políticos fueran guillotinados por sus jefes. Fue 'La Verdad' el periódico que, en octubre de 1969, sacó a la calle hasta siete ediciones distintas cuando un voraz incendio calcinó quince hectáreas de la Refinería de Petróleos de Esombreras. Los bomberos tardaron ocho días en extinguir un fuego que mantuvo la fábrica casi un mes sin refinar petróleo y, lo que fue peor, se llevó por delante la vida de cinco trabajadores e hirió a 155 personas.

 


...Cien cañones por banda

...CIEN CAÑONES POR BANDA-

Cartagena ha aprovechado con éxito todas las oportunidades que se le han presentado para revitalizar su tejido social y económico. Pudo haber seguido por la senda del apagamiento económico y de la resignación ciudadana en una etapa muy convulsa que se inició a finales de la pasada década de los ochenta, cuando este navío cuatro veces milenario resistió a babor y a estribor, a proa y a popa, todos los cañonazos posibles que desguarnecían su arboladura industrial. En lugar de eso, los cartageneros ha ido reconquistando su lugar y su esplendor hasta llegar a la urbe actual, con un empaque urbanístico, de servicios y de calidad de vida que eran un puro desideratum en el año 1988, cuando llegué a esta ciudad como delegado de 'La Verdad'.

 


La cultura, una viga maestra

LA CULTURA, UNA VIGA MAESTRA-

Las inquietudes culturales deben estar siempre marcadas en rojo en el capítulo de prioridades de un periódico. Antes 'La Verdad' y ahora La Verdad Grupo Multimedia han destacado durante los cincuenta años de presencia estable en Cartagena por su apoyo a toda manifestación cultural de relevancia que haya surgido en la comarca en estas cinco décadas. Y es que la cultura es esa viga maestra en la que muchas veces no se fija nadie, pero que soporta de forma estoica el peso de una sociedad. Y, sin duda, no sufre el paso de los años. Al contrario, el tiempo la enriquece. Es la encargada además de servir como correa de transmisión de las tradiciones y las costumbres de un pueblo, en este caso el cartagenero, que ha sabido buscar su espacio en el complicado panorama cultural español.

 


Lecciones de cada día

LECCIONES DE CADA DÍA-

Era un crío cuando, sin saber qué me depararía el futuro, pisé por primera vez la Delegación de 'La Verdad' de Cartagena. No recuerdo ni el motivo ni quién se desenvolvía entre computadoras gigantescas que, años más tarde, supe que se manejaban sabiendo más matemáticas que gramática. Mi único recuerdo claro de aquella visita fugaz a esa redacción austera en un piso de la calle San Francisco era la charla en voz alta que mantenían unos tipos sobre cosas que habían sucedido aquel día. Deduzco que repartían el trabajo para colocar en las páginas la información que traían fresca de la calle.

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 3