La cultura, una viga maestra

LA CULTURA, UNA VIGA MAESTRA

El 11 de noviembre de 1998. El Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía en el acto de homenaje a los héroes de Cavite y de Santiago de Cuba. Se recordaba a los marineros que lucharon en Filipinas y Cuba en 1898. :: J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Las inquietudes culturales deben estar siempre marcadas en rojo en el capítulo de prioridades de un periódico. Antes 'La Verdad' y ahora La Verdad Grupo Multimedia han destacado durante los cincuenta años de presencia estable en Cartagena por su apoyo a toda manifestación cultural de relevancia que haya surgido en la comarca en estas cinco décadas.

Y es que la cultura es esa viga maestra en la que muchas veces no se fija nadie, pero que soporta de forma estoica el peso de una sociedad. Y, sin duda, no sufre el paso de los años. Al contrario, el tiempo la enriquece. Es la encargada además de servir como correa de transmisión de las tradiciones y las costumbres de un pueblo, en este caso el cartagenero, que ha sabido buscar su espacio en el complicado panorama cultural español.

De esta manera, 'La Verdad' es patrocinador del festival internacional La Mar de Músicas desde su creación. En 2010, con la edición dedicada a Colombia, el certamen dirigido por Paco Martín, cumple su decimosexto año de vida. Este periódico patrocina también cada mes de agosto el Festival del Cante de Las Minas de La Unión, el mejor certamen de flamenco del mundo.

Siempre atenta a los momentos importantes de la cultura local, 'La Verdad' organizó durante el año 1998, junto al Ayuntamiento y Cajamurcia, una serie de actos con los que se recordaron en Cartagena la pérdida en 1898 de las últimas colonias ultramarinas españolas: Cuba, Filipinas y Puerto Rico.

Entre otros, pasaron por la ciudad conferenciantes de la talla Guillermo Cabrera Infante, Manuel García Castellón, Manuel Moreno Fraginals, Arturo Pérez-Reverte, Juan Eslava Galán, Sebastian Balfour y Hermenegildo Franco y hubo tres interesantes exposiciones que mostraron a través de publicaciones, fotos, planos, objetos y ropas que describían el arte, la arquitectura, el urbanismo, la cultura y las fiestas de finales del siglo XIX en la ciudad. El programa se cerró a finales de noviembre de ese mágico año 1998 con un acto institucional presidido por los Reyes de España.

Ya en el último lustro, este periódico ha colaborado con el joven festival cartagenero de jóvenes talentos Mucho Más Mayo. En su última edición, 110 actividades en veinte días llenaron el municipio de arte y cultura. Y es que, a pesar de su aún corta trayectoria, Mucho Más Mayo se ha instalado plenamente en el imaginario cultural de la ciudad como una cita que desborda el interés de los más jóvenes para funcionar como un innovador festival multidisciplinar de artes para todos.

Convencidos de que el binomio cultura-ocio mejorará la proyección de Cartagena más allá del Puerto de la Cadena, 'La Verdad' empujó hacia el éxito a la primera edición de la Noche de los Museos de Cartagena, el pasado mes de mayo. Cerca de quince mil personas no quisieron perderse la propuesta de pasar la noche disfrutando de la rica oferta de museos de la ciudad .

Hasta bien entrada la madrugada, cinco mil visitantes llenaron el Arqua, más de cuatro mil entraron al Museo del Teatro Romano, mientras que 2.500 eligieron el Arqueológico Municipal, otros dos mil decidieron vivir la noche del Muram y 1.400 accedieron a los Refugios de la Guerra Civil. Mucha gente se quedó en la calle.

Siempre estuvo 'La Verdad' muy atenta a las manifestaciones culturales en barrios y diputaciones, donde los trovos cartageneros han ido dejando paso a festivales de canción española, como el de Molino Derribao, y a otro tipo de fiestas populares. En ellas, las cruces de mayo son una cita obligada para este periódico. Por todo ello, fue (es) la cultura uno de los ejes básicos de 'La Verdad' de Cartagena.