El Palacio Consistorial reabre sus puertas

Un incendio en General Electric paraliza la planta de Lexan 2 y tiñe de ceniza negra La Aljorra. Un fallo en el proceso de producción lo provocó y no hubo heridos. Los vecinos protestan: «No nos dicen lo que pasa». Ley del silencio 'habemus'. «¿Para qué queremos plan de emergencia si la empresa no avisa?», es un nuevo comentario vecinal. Mario Armero la arma buena con el silencio impuesto.
Generosos que son, los Reyes Magos de Oriente dan en su cabalgata 60.000 peluches y tres toneladas de caramelos. Noticia inocente y en contraste con la de los cincuenta robos en los diez primeros días del año, causantes de una gran alarma en El Algar y sus alrededores. La falta de agentes obliga a cerrar determinadas horas el cuartel de la Guardia Civil de la localidad mientras una mafia organizada proveniente de Europa del Este desvalija cinco casas cada noche, en vez de quedarse en casa a ver los sábados 'Informe Semanal' o 'La Noria'.
Trabajo autoriza el despido de los 72 empleados del antiguo hospital de la Cruz Roja, que ahora es propiedad de la empresa del hospital Perpetuo Socorro, y se debe pagar por ello 720.000 euros en euros en indemnizaciones. Los propietarios del edificio plantean que está en ruinas, afectado por una obra contigua, y Sanidad debe buscar deprisa y corriendo nuevo sanatorio a decenas de enfermos. Una rocambolesca historia.
También es triste la situación del empresario Javier Triviño que se encarama a una chimenea de Zinsa, a cincuenta metros de altura, para exigir el pago de 80.000 euros. En lo alto recibe el apoyo de políticos, obreros y casi toda Cartagena. Cuando baja, lo hace como un héroe y va a verlo hasta la alcaldesa, Pilar Barreiro.
La crisis que todo lo invade ahora entra a Cartagena por la empresa Española del Zinc. Sus trabajadores protestan un día sí y otro también en la factoría de Torreciega porque ven que no hay trabajo, crecen las deudas y los patronos no tienen intención de seguir con el negocio. Tres años después todo sigue igual. O peor.
Reabren simbólicamente el edificio del Palacio Consistorial. Ya era hora, tras una espera de más de 11 años y se ha invertido un pastón en las reformas. Es un a modo de ensayo de la reapertura oficial, semanas después con el presidente Ramón Luis Valcárcel a la cabeza pero sin corte de cinta. Valcárcel llega con el regalo a los asistentes de un concierto en la plaza del Ayuntamiento, por la Orquesta Sinfónica de la Región y el Orfeón Pamplonés. Acuden invitados los ex alcaldes Juan Martínez Simón, Antonio Vallejo Alberola y José Antonio Alonso Conesa. Había asistido a la reapertura de ensayo la ministra María Antonia Trujillo y la alcaldesa Barreiro, quien en otro episodio en el año reta a la ministra Cristina Narbona a que compre Lo Poyo para «evitar la especulación». Es una finca vinculada a empresas investigadas en el 'caso Malaya'. A todo esto Agustín Guillén, que todavía es concejal de Urbanismo antes de dar el salto a la Vicealcaldía, dice que se reunió con Juan Antonio Roca una vez y le paró los pies al cerebro de la 'operación Marbella'.
Se prepara la apertura de la primera farmacia de 24 Horas. Es el progreso, que también da pie a que se inaugure el Parque de Los Juncos, de 20.000 metros cuadrados, en el que la alcaldesa descubre una placa dedicada a Andersen, autor del 'Flautista de Hamelín'.