Un gallardo, nuevo alcalde

Antonio Tejero es llevado desde la Prisión Naval al castillo de Figueras
Palabras del alcalde Escudero: «Adeudamos (el Ayuntamiento) más de 300 millones de pesetas, pero nos deben más de seiscientos». No hay problema. Lo hay para el socialista José Guirao, cuando comprueba que la ley no le permite el pluriempleo de continuar siendo gobernador civil de Granada (todo es posible allí) y ejercer de concejal en Cartagena.

 


Indulto para 4.300 viviendas

El Efesé, dirigido por Silva, asciende a Segunda tras ganar en Torrejón
Gracias al cambio de normas urbanísticas, 4.300 viviendas «incontroladas» son indultadas, ya son legales, casi de un plumazo, y lo celebra toda la Urbanización Mediterráneo. Y para que nazca el polígono residencial de Santa Ana se aprueba su plan parcial para 5.000 viviendas. Nada de locuras urbanísticas. Sí es de locos el affaire Fidecaya, que pilla en el Campo de Cartagena a 1.500 personas sorprendidas. Algunas se dan con un canto en los dientes y recuperan parte de su dinero.
Surge la UNED (Universidad Nacional a Distancia) con 675 alumnos y la Casa de Cultura es sede de los primeros debates autonómicos regionales.

 


Cena especial en el 23-F

Ya está vendida la tercera parte del polígono industrial de La Asomada
El 23-F se vive en Cartagena sin que un solo soldado salga a la calle. El almirante Juan Carlos Muñoz Delgado permanece reunido toda la noche con almirantes y jefes de la Armada. El general Forteatambién está en vigilia en el Gobierno Militar, aunque lo que ocurre en el Palacio Consistorial ya es otro cantar: Enrique Escudero no se mueve de la Alcaldía pero él y sus concejales tienen hambre canina y como las tiendas se encuentran cerradas buscan el condumio enviando a alguien para procurar comida en Los Dolores y Molinos Marfagones.

 


Llega el agua del Tajo

Los restos mortales de Alfonso XIII llegan desde Roma, después de 49 años
El Tajo, su agua, llega al Campo de Cartagena en mayo florido. La Maraña, término municipal de Torre Pacheco, recibe el líquido fluvial que avanza a 2.800 metros por hora. Alguien, al quedar abierta la presa en territorio pachequero, deposita sobre el agua un artesanal barquito de papel con el nombre de Cartagena pero a los pocos metros se hunde.
 


La contaminación se pasa

Seis muertos en un accidente en el paso a nivel de Barrio de Peral
Contaminación atmosférica al canto. En sulfurosos, en cinco ocasiones los valores alcanzaron en Cartagena 800 y 900 microgramos, siendo lo permitido 150. Así no es extraño que el best seller norteamericano The Bokk of List recomiende que hay trece lugares en el mundo para evitar en los viajes y Cartagena ocupa el cuarto lugar en esta lista negra, solamente aventajada por Brindisi (Italia), Calcuta (India) y Cardiff (Gales).

 


Efervescencia cantonal

Diez mil personas piden la provincialidad ante el Palacio Consistorial
Diez mil personas se concentran pacíficamente el 17 de abril en la plaza del Ayuntamiento, tras la convocatoria de los cantonales, para pedir la provincialidad. Luis Ruipérez Sánchez dice tres días antes: «No queremos fomentar un antimurcianismo». En la concentración hablan los cabecillas José Bonnet, Marta Gómez, Ángel Lorente, Ruipérez, Carlos Romero Galiana y Julio Frigard. Fervor y efervescencia local al por mayor.

 


Un parto en dos plazos

Nace el Partido Cantonal y enseguida pide la provincia para Cartagena
Se cuece el Plan General de Ordenación Urbana y brotan quejas de asociaciones vecinales, comerciantes, sindicatos y partidos. Está en el alero el futuro urbanístico de Cartagena. Arquitectos capitaneados por Alfonso Soldevilla exponen públicamente el polémico proyecto en asamblea multitudinaria con broncas por doquier y uno de los urbanistas, abucheado, está a punto de abandonar la sala.

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 Siguiente > Fin >>

Página 5 de 8