Clave del éxito industrial

 

La clave del éxito del sistema de clúster desarrollado en la Región está en aunar bajo una misma denominación de calidad a las empresas, los grupos de investigación universitarios y los centros tecnológicos e investigación, así como a las asociaciones sectoriales, entorno a un mismo núcleo dinámico del sector industrial, formando un sistema interactivo que con el apoyo del Gobierno regional supone una mejora de la competitividad.

Estos cluúster permiten ahorrar costes productivos, por ejemplo, creando centrales de compra, desarrollar proyectos de I+D+i conjuntos, acceder a nuevos mercados o intensificar la presencia en los mismos en torno a la marca de calidad 'Región de Murcia' de cada una de estas agrupaciones.

Un ejemplo de estos desarrollos impulsados desde el Gobierno regional es la estrategia específica para el sector de la maquinaria agroalimentaria. En la misma, empresas de la Región ce Murcia que son competencia entre sí, se alían para abordar un mismo mercado internacional en el que se han detectado importantes posibilidades de desarrollo y negocio. En este caso concreto, se trata de México, India, Turquía y Brasil.

Teniendo como referente la política de 'Internacionalización Integral' diseñada por la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, «trabajamos en la proyección de la imagen de la Región como una zona de concentración de conocimiento, alta tecnología y calidad, convirtiéndola en una referencia de máximo prestigio mundial en el desarrollo y aplicación de tecnologías para la industria alimentaria», afirma el consejero, Salvador Marín.

De hecho, la Consejería, a través del Instituto de Fomento , está trabajando en el desarrollo de un importante proyecto internacional en el que están aunando esfuerzos los Clúster Meta y AML y cuya ejecución puede generar importantes capacidades de crecimiento a la Región y la territorio en el que se desarrollará.

El consejero Salvador Marín concluye que «este tipo de acciones, basadas en el conocimiento y la I+D+i, así como en el trabajo en red, conlleva la penetración en un mercado con menos costes y mayor incidencia y posibilidades de éxito, poniendo énfasis en una imagen rigurosa de la importancia que desde la política microeconómica desarrollada se le da a la industria y sus efectos multiplicadores para el desarrollo económico regional».

 

 

Consejería de Universidades