Estuche protector de cebo para pescar

Jerónimo Jodar y Francisco López idearon un estuche de plástico que permite que el cebo se mantenga más tiempo en el agua sin deshacerse y además sea más fácil de montar. A primeros del año 2008 solicitaron información en el INFO acerca de cómo se podría proteger esta idea de la forma más conveniente, y más concretamente cómo se solicitaba una patente.

Una vez protegido el invento mediante una solicitud española de patente, diseñaron los moldes de inyección de plástico para la producción del estuche porta-cebos para pesca. Se trata de un estuche porta-cebos concebido para la pesca con sardina, en una de sus técnicas más popular, a fondo desde embarcación (pero igualmente valido para cualquiera de ellas), reúne la absoluta novedad de su diseño con la solución casi definitiva de los problemas derivados del uso del cebo en fresco.

El producto consiste en dos piezas de plástico articuladas en uno de sus extremos y con un sistema de apertura y cierre en el otro. Una vez cerradas, conforman un estuche (transparente o fluorescente, mediante un aditivo colorante también homologado para uso alimentario) apto en forma y tamaño para contener una sardina en su interior. También están dotadas de orificios estratégicamente situados para permitir y facilitar la unión con la línea de pesca, la colocación de anzuelos en varias posiciones y la emisión del aroma natural del cebo. En el año 2009 Francisco y Jerónimo han extendido su patente a otros países mediante una solicitud internacional PCT. Para la internacionalización han contado con el apoyo técnico del INFO.

 

 

Consejería de Universidades