La Torre pasa el examen

Trabajos en La Torre, con los miembros de la Federación Internacional de Tenis al fondo. / JUAN LEAL
Trabajos en La Torre, con los miembros de la Federación Internacional de Tenis al fondo. / JUAN LEAL
 
Todo va según lo previsto. Se siguen quemando etapas y dando los pasos previstos en estos últimos días. Desde que la Federación Española de Tenis comunicó a la Murciana que La Torre Golf Resort, de Polaris World, había sido elegida como sede de la semifinal de la Copa Davis entre España e Israel (18, 19 y 20 de septiembre), se han ido sucediendo los pasos tal y como estaba previsto.

Al día siguiente, en cuanto se decidió que el escenario de la pista y las gradas -en el fondo un estadio de tenis con capacidad para 12.500 espectadores- iba a ser el terreno que hasta entonces ocupaba el campo de prácticas del golf, los camiones entraron en acción y comenzaron a mover tierras para rellenar huecos, rebajar algunos tramos y aplanar otros. Poco a poco aquello va tomando cuerpo y se va pareciendo a una explanada preparada para albergar un acontecimiento deportivo, todo ello a cargo de la empresa Intersport, que es la encargada de construir las instalaciones. Este fin de semana estarán listas las dos pistas de entrenamiento y a partir del lunes 17 se acometerá la construcción de la central y de las gradas.

Por cierto que para su construcción se van a necesitar diez bañeras de tierra compacta -transportadas en trailers- para lo que ellos llaman la pastilla o cimientos y otras diez de la tierra de arcilla para la superficie, tierra que llega desde Barcelona.

Todo ello lo pudieron apreciar ayer los dos enviados de la Federación Internacional de Tenis, que -al igual que el día anterior lo hiciera la Comisión Española de la Copa Davis- hicieron un amplio y concienzudo recorrido por el recinto de la mano de José Luis Hernández, presidente de Polaris. Susan Grosshauer, del departamento de la Copa Davis de la ITF (Federación Internacional de Tenis) recibió toda clase de explicaciones de lo qué es el resort y dónde estará ubicada cada instalación, desde la pista y la grada hasta la carpa de hospitalidad, pasando por el aparcamiento, el hotel para los equipos, los alojamientos turísticos, las medidas de seguridad que se van a tomar, los servicios sanitarios y demás detalles técnicos que escapan un poco a la vista del espectador y aficionados, pero que son vitales para el buen funcionamiento y desarrollo de la eliminatoria.

De aquí al 18 de septiembre, día en que comenzará la Copa Davis, se irán desgranando un sinfín de visitas de gente importante en el mundo del tenis que querrán comprobar por sí mismos las bondades de las instalaciones y comprobar cómo se han resuelto algunos de los problemas que preocupan a la organización.

Por ejemplo, por La Torre Golf Resort desfilarán desde Manolo Santana, ex capitán del equipo español de Copa Davis y legendario jugador español, que sigue siendo el que más partidos de Copa Davis ha disputado, hasta Albert Costa, actual capitán del equipo español, pasando por el presidente de la Federación Española de Tenis y representantes de la Federación Israelí, que querrán comprobar sobre todo lo referente a la seguridad.

Aunque a todo está a expensas de una reunión con la Delegación del Gobierno y los mandos policiales que van na estar encargados del tema, todo apunta -al menos ésa es la idea que hay en estos momentos- a que existirá un doble cinturón de seguridad para llegar a las gradas.

El primero estará en la entrada al propio resort, donde están situadas las barreras móviles que dan paso a los vehículos que seguirán el camino señalizado al aparcamiento, que estará situado a unos 800 metros de las pistas, distancia que los espectadores tendrán que recorrer andando.

El segundo control de seguridad estará situado a la entrada al recinto de pista y gradas, donde se volverá a registrar a los espectadores y las pertenencias que lleven para evitar la introducción de objetos peligrosos o susceptibles de ser lanzados a la pista.

Todo ello en estrecha colaboración con los servicios de seguridad del equipo israelita -dos miembros de la Federación israelí giraron ayer una visita a La Torre Golf Resort- que, como suele ser habitual en las competiciones que Israel celebra fuera de su país, viajan con el equipo y se encargan de su custodia y protección.
Susan Grosshauer, como representante de la Federación Internacional, se mostró satisfecha con las explicaciones recibidas y alabó la seguridad que se podrá disfrutar en La Torre, al contrario de la que habrá en la ciudad croata de Porec, escenario de la otra semifinal entre Croacia y la República Checa y que ha sido puesta en cuestión por la Federación Internacional.

En cuanto a las entradas, además de los abonos para los ters días, la organización sacará a la venta 700 localidades sueltas en taquilla cada jornada.
 
 

 



Club de Tenis Torre Pacheco

Copa Davis Murcia | Vídeo