A por otra ensaladera

España logra en el partido de dobles el tercer y definitvo punto ante Israel y jugará ante la República Checa su segunda final consecutiva de la Copa Davis

A por otra ensaladera
LA ARMADA ESPAÑOLA. Ferrer, Verdasco, Ferrero, Robredo y Nadal celebran ayer el 3-0 de España a Israel. / JUAN LEAL

España se enfrentará, en territorio español y a primeros de diciembre, a la República Checa en la final de la Copa Davis de 2009 al derrotar en el partido de dobles a Israel y sumar su tercer punto en esta semifinal. La pareja española, formada por Tommy Robredo y Feliciano López se impuso a la israelí, formada por Jonathan Erlich y Andy Ram en cuatro sets por el tanteo de 7-6, 6-7. 6-4 y 6-2, los dos primeros sets con 'tie break' de por medio ante un enfervorizado público que se rompió las manos de tanto aplaudir en un partido espectacular en sus dos primeros sets y algo más aburrodo en los dos últimos porque ya los israelitas se iban entregano poco a poco.

Sólo faltó en el último set, la lesión de Jonathan Erlinch -se lastimó en el codo y el antebrazo- para que ya las escasas esperanzas que les quedaban a los hebreos se acabaran diluyendo. Y en cuando España rompió el servicio a sus rivales ya estaba claro que aquello estaba muy cerca de su final.

Dos sets espectaculares

El primer set fue un toma y daca de 1 hora y 5 minutos a veces espectacular. Ningún equipo logró romper el servicio a su rival y cada uno fue ganando el juego sobre su servicio. Y, claro, se llegó al 6-6 y hubo que dar paso al 'tie break' que también fue muy igualado hasta que en el 5-5 Israel rompió el servicio a España, que le devolvió la moneda en el 7-6 que le sirvió a Robredo y Feliciano -que, por cierto, hoy cumple 19 años y no ha podido tener mejor regalo- para anotarse el set.

Eran momentos en los que la pareja israelita demostraba por qué son una de las mejores del mundo. Era casi imposible sobrepasarlos, sus subidas a la red eran mortales de necesidad y se compenetraban a la perfección en una gran demostración de cómo debed funcionar una pareja de dobles. Robredo y Feliciano bastante hacían con mantener el tipo y aguantar igualado el marcador. Al final el tie break fue para España por7-6, haciendo subir el primer set a su casillero.

En el segundo siguió la tónica, pero se comenzaron a producir breaks. Durante 1 hora y 11 minutos los jugadores de ambos equipos lucharon denodadamente para conseguir empatar los israelitas y aumentar su ventaja los españoles. De todas formas se vieron abocados a un nuevo 'tie break', que esta vez sonrió por 6-6 a los hebreos no sin que antes Erllich y Ram salvaran cuatro bolas de set de los españoles, que al final vieron impotentes como se les escapaba la manga.

Lo que podía haber servido para hundir a España y catapultar a Israel obró el efecto contrario. En el tercer set, 6-4 después de 52 minutos, España comenzó el despegue. Robredo y Feliciano se colocaron de entrada con un claro 4-0 y a partir de ahí ya todo fue coser y cantar porque Israel cada vez iba a menos y en cambio España se crecía a cada punto.

Y el cuarto, no digamos. España lo despachó con un rotundo 6-2. Los israelitas, con la lesión de Erlich de por medio, aunque continuó jugando, se hundieron cada vez más y fueron entregando el partido seguros ya de su derrota.

«Robredo y Feliciano han hecho un gran partido», dijo Costa al final. Este triunfo se lo dedicamos a la chica de Torre Pacheco que desapareció en la tormenta de hace unos días. Ahora tenemos que pensar en la República Checa y en dónde se jugará la final. ¿Quiénes saldrán mañana? Esta noche lo hablaremos y decidiremos. Puede haber cambios. O no haberlos, depende».

Robredo y Feliciano mostraron su alegría y reconocieron que «aunque hemos ganado, no se crean que los israelitas eran flojos; al contrario, creo que tienen una bien ganada fama de ser un doble pétreo y correoso».

la final

España-Rep. Checa

Del 4 al 6 de diciembre

 

 



Club de Tenis Torre Pacheco

Copa Davis Murcia | Vídeo