Valoración de CROEM del IPC registrado en mayo de 2011

La inflación continúa en un nivel muy elevado, pese al leve descenso registrado en mayo. En concreto, se situó en el 3,5% en la Región de Murcia, tasa idéntica a la registrada en el ámbito nacional, y dos décimas más baja que la observada en abril (3,7%), según datos del Instituto Nacional de Estadística.

En comparación con el mes anterior, la tasa de variación del IPC en la Región de Murcia fue del -0,1%, dato similar al registrado en el ámbito nacional (0%).

Tres grupos explican el fuerte avance de la inflación durante el último año. En primer lugar, Transporte que si bien experimentó un descenso del 1% en mayo, todavía acumula un alza en los precios del 8,7% en el último año.

Asimismo, Bebidas alcohólicas y tabaco mantuvo una subida cercana al 15% entre mayo de 2011 y el mismo mes del año anterior. Es probable que esta evolución se frene de forma considerable cuando se publiquen los datos de junio, mes que ha asistido a diversas bajadas del precio del tabaco. El tercer grupo que más ha contribuido a la inflación es Vivienda (que no incluye el precio de los inmuebles) con un ascenso del 7% en el último año, a consecuencia de las revisiones tarifarias en los principales suministros.

Los restantes grupos presentan un patrón muy moderado por la debilidad de la demanda interna. Incluso, dos de ellos, Medicina (-2,2%) y Ocio y cultura (-1%), presentan bajadas de precio en los últimos doce meses.

Por otra parte, hay que prestar atención a la evolución de la inflación subyacente. Esta variable, de gran relevancia, determina la tendencia de la los precios ya que excluye los elementos más volátiles (productos energéticos y alimentos no elaborados). En mayo se mantuvo en el 2%, tasa similar a la media nacional (2,1%).

En resumen, los precios constituyen un obstáculo de gran relevancia para la recuperación económica. Esta evolución desfavorable no obedece a la propia dinámica de la economía, sino que se explica por factores externos como la escalada del precio del petróleo.

El alza de la inflación repercute en la renta disponible de los hogares en tanto que supone un aumento de costes para las empresas. Estas circunstancias constituyen por sí un lastre más que notable para la economía regional (y nacional). Además, el control de los precios es la razón que esgrime el Banco Central Europeo para orquestar subidas de los tipos de interés, como la acaecida en marzo o la anunciada para el próximo mes. Aspecto que representa un obstáculo adicional para la recuperación económica.

 

 

 

CROEM | Fotos


CROEM | Vídeo