Valoración CROEM de la evolución del PIB en la Región de Murcia

El Producto Interior Bruto (PIB) de la Región de Murcia se situó en 2011 en 28.169 millones de euros, lo que supone un crecimiento nulo en términos reales, según la primera estimación de la Contabilidad Regional de España del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta evolución es inferior a la registrada por la media nacional (+0,7%), en tanto que Murcia (0%) fue, tras Extremadura (-0,3%), la segunda comunidad autónoma con una dinámica más desfavorable. En cómputo, en el periodo 2008 – 2011, el PIB regional cayó un 1,7%, descenso mayor que el acaecido en el ámbito nacional (-1%), solamente superado por Comunidad Valenciana (-2,1%).

Evolución sectorial

Los distintos sectores que componen la economía regional mostraron un comportamiento diferenciado durante el año 2011. De este modo, los avances en Agricultura, Industria y distintas ramas de Servicios no fueron suficientes para compensar el deterioro sufrido por otras actividades como Construcción, que profundizó su ajuste durante el último año.

En cualquier caso, el balance de los últimos años dista de ser favorable, ya que la gran mayoría de actividades registran niveles de actividad inferiores a los que presentaban al inicio de la crisis. De hecho, solamente tres ramas de actividad alcanzaron en 2011 un Valor Añadido superior al de 2008: Actividades financieras y de seguros; Actividades inmobiliarias; y Administración pública y defensa, seguridad social obligatoria, educación, actividades sanitarias y de servicios sociales.

De manera desagregada, se tiene que:
•    Agricultura fue el sector con un mejor comportamiento durante 2011, con un crecimiento del 1,9%. Este avance resulta consistente con la buena campaña que cerraron algunos frutales en los que la región tiene cierta especialización, y la estabilización en la producción de la mayoría de hortalizas. En comparación con 2008, el Valor Añadido del sector ha retrocedido un 3,2%.
•    Industria logró un balance anual positivo en 2011, con un crecimiento agregado del 0,8% (en 2010 se contrajo un 2,4%). Esta primera estimación de crecimiento realizada por el INE no desagrega las distintas ramas de actividad, si bien, atendiendo a otras estadísticas de coyuntura como el Índice de Producción Industrial, puede avanzarse un  fuerte avance de la producción agroalimentaria, energética, plásticos, química o papel. En cambio, las expectativas resultan menos optimistas en textil, minerales no metálicos, muebles o calzado.
•    Construcción mantuvo su tendencia contractiva, con un retroceso del 6,9% (más intensa que la del año anterior, que fue del 4,5%), debido tanto a la debilidad del subsector residencial como a los menores niveles de obra pública. Desde 2008, el Valor Añadido del sector se ha minorado en un 23,6%.   
•    Servicios muestra un comportamiento muy dispar entre sus distintas actividades, que van desde la caída de Información y Comunicaciones (-1,9%) o Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-2,5%), al repunte de Comercio y Reparaciones (+1.6%), Actividades Inmobiliarias (+0,8%) y Profesionales y Científicas (+2,1%).

Avanza la productividad pero retrocede la convergencia con las comunidades autónomas más desarrolladas

La renta por habitante alcanza a 19.144 euros, un índice del 82,3% respecto a la media española (100). Esta evolución supone un retroceso de más de un punto respecto al año anterior, cuando se representaba un 83,6% y prácticamente 3 puntos menos que al inicio de la crisis (en 2008 el índice regional era del 85,4%). Con ello, la Región es la cuarta comunidad autónoma con un PIB per cápita más bajo, solo por delante de Extremadura, Andalucía y Castilla la Mancha.

La productividad, medida como el valor añadido bruto generado por trabajador, presentó un avance del 3,8%. Sin embargo, este incremento no fue suficiente para lograr crecimiento económico debido a la destrucción de empleo.

Un balance muy pobre

En definitiva, la economía regional presentó un balance muy pobre en 2011, con recesión económica en la segunda mitad del año, tal y como adelantó CROEM en la última edición del Boletín de Coyuntura Económica de la Región de Murcia. No obstante, los resultados adelantados por la CRE en 2011 son incluso algo peores de lo esperado –FUNCAS e Hispalink estimaban un avance de tres décimas-, en tanto que la dinámica observada en los primeros meses de 2012 abunda en esta tendencia negativa.

Hay que evitar que esta dinámica se prolongue y, si bien el Gobierno de España ha adoptado medidas ambiciosas en los primeros meses de la legislatura, será necesario un esfuerzo mayor. En este sentido es prioritario que fluya la financiación a las empresas y, fundamentalmente, que se ejecute el plan de pago a proveedores, sin lesionar, en mayor medida, los derechos de las empresas. Es decir, no se debe considerar quita o descuento alguno sobre el principal ni los intereses.

Además, en el caso de la Región de Murcia, es imperativo que los Presupuestos Generales del Estado, que previsiblemente aprobará el Consejo de Ministros hoy mismo, contribuyan a mitigar la deficiente financiación que arrastra la Región. De este modo, el necesario ajuste presupuestario a realizar será compatible con estímulos económicos y no afectará a las partidas que han sufrido la mayor parte de los recortes, como la inversión pública y determinadas transferencias corrientes y de capital.
 

 

CROEM | Fotos


CROEM | Vídeo