Valoración CROEM de la Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2012

En el marco de un contexto económico recesivo y con perspectivas desfavorables, la Encuesta de Población Activa del INE concedió un pequeño respiro en el I Trimestre de 2012 en la Región de Murcia. El paro aumentó levemente, muy por debajo de la media nacional, y se registró una pequeña creación de empleo en los últimos doce meses. Este dato positivo e inesperado, no fue suficiente para evitar que la tasa de paro marque un nuevo máximo histórico (26,96%), tras aumentar una décima en comparación con el trimestre anterior.

El número de parados en la Región de Murcia superó las 200.000 personas (200.400), tras aumentar en 8.300 personas en comparación con el primer trimestre del año anterior (+4,3%). Este leve aumento contrasta con el significativo avance del agregado nacional, cuyo balance arroja 729.400 parados más (+14,8%) hasta alcanzar la cifra de 5.639.500 desempleados.

En este sentido, se crearon 800 empleos en el último año (+0,1%). Esta cifra es muy modesta, pero contrasta con la evolución esperada y con el desempeño acontecido en el ámbito nacional, que destruyó 718.500 empleos (-4%). De hecho, Murcia, Cantabria y Aragón fueron las únicas comunidades autónomas que presentaron creación neta de empleo en los últimos doce meses. 

En comparación con el trimestre anterior el empleo cae un 0,3% y el paro aumenta un 0,6% en la Región de Murcia. Estas tasas mejoran con creces las acaecidas en el ámbito nacional, que presentó una caída del 2,1% en el número de ocupados y un incremento del 6,9% del desempleo.

El resultado que estima la EPA para la Región de Murcia contrasta con el paro registrado y los afiliados a la Seguridad Social, que presentaron una evolución muy negativa en los primeros meses de 2012.

Comportamiento dispar por sectores

En un análisis por sectores, fueron dos los que destruyeron empleo en el último trimestre, Industria (300 ocupados menos), y Agricultura (-4.700), muy afectada por las condiciones climatológicas de los últimos meses.

En cambio, muestran un comportamiento favorable los sectores de servicios (1.200 ocupados más), y construcción ( + 1.900), que se recupera coyunturalmente en la desfavorable tendencia de los últimos años. De hecho en el último año construcción contabiliza 13.000 ocupados menos.

En términos anuales, los restantes sectores muestran un comportamiento dispar. El sector con mejores datos es Servicios con una creación de empleo de 13.300 personas, Industria también logra una leve mejoría (con un aumento de 3.000 ocupados) , mientras que Agricultura se ha mantenido prácticamente estable.

Mejor comportamiento femenino mientras se mantiene la temporalidad

En el último trimestre, el paro ha aumentado en hombres (+5.700) y ha disminuido en mujeres (-4.500). En el caso de población extranjera, el número de ocupados aumentó en 4.000 personas en el último trimestre, lo que ha servido para reducir su tasa de paro hasta el 32,4%.

La tasa de temporalidad aumentó tres décimas hasta situarse en el 33,1%. En estos términos, hay un diferencial algo superior a los 9 puntos con la media nacional (23,8%).

Una evolución positiva, puntual y sorprendente

En definitiva, el primer trimestre de 2012 deja una evolución favorable en el mercado laboral según la EPA. Esta contrasta con la descrita por otros indicadores y muy particularmente con el paro registrado y los afiliados a la Seguridad Social en el mismo periodo. Se trata por tanto de un dato positivo, pero puntual y sorprendente, en el contexto de una coyuntura económica recesiva. En consecuencia no se pueden extraer conclusiones más allá de la difícil situación que atraviesa la economía regional y nacional.

Por último, hay que recordar que esta EPA no debe utilizarse para evaluar la Reforma Laboral. En primer lugar, porque corresponde al primer trimestre del año, periodo en el que la reforma no había entrado en vigor en su totalidad. Y, fundamentalmente, porque los efectos de la misma llegarán en el medio plazo, si bien a corto plazo debe poner freno al fuerte proceso de destrucción de empleo al que asiste la economía española y que en Murcia ha presentado, al menos, un paréntesis en el primer trimestre del año.

 

 

CROEM | Fotos


CROEM | Vídeo