«El Gobierno de España invierte en seguridad ciudadana con más agentes e infraestructuras»

- Como delegado del Gobierno tiene usted la responsabilidad de la seguridad ciudadana en la Región de Murcia. ¿Qué comportamiento ha tenido ésta en los últimos años?
- Sin lugar a dudas, la seguridad ciudadana ha sido una de las grandes apuestas del Gobierno de España, pues desde 2004, año en la que Rodríguez Zapatero accedíó a la presidencia española, se ha realizado una importante inversión para aumentar las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y mejorar sus infraestructuras. No es un hecho casual, sino el resultado de un objetivo, el de ofrecer mayor seguridad para todos los ciudadanos, tanto a los que pueden como a los que no pueden pagársela, y lograr con ello unos mayores niveles de libertad y convivencia pacífica.

- De las actuaciones llevadas a cabo, ¿cuál destacaría?
 - En primer lugar, situaría un espectacular aumento de las plantillas. Actualmente, la Región de Murcia cuenta con 3.633 agentes, 1.300 más de los que disponíamos en 2003. Por tanto, podemos hablar de un incremento del 57,8% entre nuevos efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, y una ratio de 2,51 agentes por cada 1.000 habitantes, respecto a los 1,7 que teníamos hace siete años. Además, conforme han aumentado las plantillas, también lo ha hecho la eficacia policial. El efecto más inmediato ha sido el descenso en las tasas de criminalidad que en 2009 alcanzaron el nivel más bajo desde el año 2000, con 40,6 infracciones por cada 1.000 habitantes. Este dato nos sitúa 5,2 puntos por debajo de la media nacional (45,8) y nada menos que 28,5 de la europea (69,1), muy alejados por tanto de países como Suecia (120), Bélgica (96) o Reino Unido (91,4).

- ¿Cómo percibe un ciudadano estos cambios?
 - Fundamentalmente porque gracias a estos refuerzos de agentes y de presupuesto se ha multiplicado la capacidad investigadora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, lo que se pone de manifiesto en el mayor número de esclarecimientos de delitos y de detenciones.También se ha logrado alcanzar los mejores índices en cuanto a infracciones penales de los últimos diez años, lo que ha tenido su principal expresión en el menor número de homicidios y de delitos contra el patrimonio. Esto no quiere decir que estemos satisfechos, pues mientras que haya un solo robo, una mujer sea víctima de la violencia machista o un accidente acabe con la vida de una persona, no podemos descansar, aunque creo que caminamos en la dirección correcta.

- ¿En qué se concretan las mejoras en infraestructuras que mencionaba?
 - Las actuaciones han sido muchas y también las inversiones. Un claro ejemplo ha sido la recientemente inaugurada Comisaría de Cartagena, la de San Andrés de Murcia hace un par de años o la que está a punto de finalizarse en el Barrio del Carmen, sin olvidar las obras de mejora llevadas a cabo en las comisarías de Alcantarilla, Lorca, Molina de Segura y Yecla. También hemos realizado importantes actuaciones de remodelación en los cuarteles de Caravaca de la Cruz, Cehegín, Mula y Puerto Lumbreras. Esta última obra ha sido sufragada con fondos del Plan E del Ministerio del Interior que ha invertido en 2009 un total de 3,7 millones de euros, con los que, además, se han realizado obras por importe de 59.000 euros en cada uno de los 36 cuarteles de la Región. El objetivo ha sido la modernización de las dependencias de la Policía Nacional y la Guardia Civil para que su trabajo pueda realizarse en mejores condiciones, al tiempo que ofrecer una mejor atención al ciudadano.

- ¿Se esperan nuevas inversiones para este año?
- Por supuesto. La seguridad ciudadana es una prioridad del Gobierno de España y un motivo más que justificado para no bajar la guardia. Las plantillas seguirán creciendo aunque en un porcentaje más moderado. También está prevista la finalización de dos grandes obras: el nuevo Centro de Internamiento de Extranjeros de Sangonera laVerde, que ha supuesto una inversión de 920.000 euros y contará con 136 plazas y el Centro Penitenciario Levante II en Campos del Río cuya inversión asciende a 114 millones de euros, dispone de una capacidad de 1.194 plazas y será la instalación más moderna y mejor dotada del país con este fin, al tiempo que permitirá reagrupar a unos mil presos de la Región que hoy cumplen sus penas en otras infraestructuras penitenciarias. Estas dos grandes obras, unidas al recientemente inaugurado Centro de Inserción Social Guillermo Miranda, destinado a unas 300 personas que se encuentran en un proceso avanzado de reinserción o que cumplen su pena en régimen abierto a cumplimiento del segundo grado, situarán a la Región a la cabeza de España en cuanto a instalaciones de seguridad modernas y funcionales, que aportan mayor bienestar a trabajadores, internos y familiares. 
 

 

La Delegación del Gobierno informa