Autovía del Altiplano

La Autovía  A-33, “Jumilla–Font de la Figuera”, o “Autovía del Altiplano” como es denominada en nuestra Región, constituye una importante conexión entre Murcia y Valencia, con una longitud total de 90 Km. de los que 77,3 Km. discurrirán por la Región.

Comienza en la autovía A30, en el término municipal de Blanca, y finaliza en Fuente la Higuera, donde enlaza con la autovía A35 que lleva a Valencia por la pista de Silla.

Será por tanto una alternativa muy ventajosa, porque permitirá ahorrar 46 Km. y 22 minutos de viaje con respecto al actual itinerario costero Murcia–Alicante–Valencia, que discurre por las autovías  A-7 y AP-7 y tiene una longitud de 258 Km.

Además de ello evitará las zonas montañosas de mayor elevación, con el consiguiente ahorro de combustible a los vehículos pesados, y eliminación de problemas de vialidad invernal para todos los conductores.

Actualmente están en ejecución las obras de dos de los cuatro tramos que discurren por la Región de Murcia, ya que el tramo final de la autovía, entre Caudete y Fuente La Higuera, lo está construyendo la Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana.

Su construcción supondrá una inversión de 403 millones de euros, de los que 309,2 millones se destinarán a las obras correspondientes al tramo murciano. Una vez entre en funcionamiento está previsto que diariamente sea utilizada por unos 15.000 vehículos.
 

 

La Delegación del Gobierno informa