Ramón Luis Valcárcel
«Me han desnudado de pies a cabeza y no hay números ocultos; hemos hecho los deberes»

Valcárcel se enfrenta a su quinta legislatura con un horizonte económico complejo y unas elecciones generales de por medio

Ramón Luis Valcárcel Presidente electo de la Comunidad Autónoma

«Me han desnudado
de pies a cabeza y no
hay números ocultos;
hemos hecho los
deberes»

Ramón Luis Valcárcel, el pasado lunes, en el palacio de San Esteban. :: EDU BOTELLA

Tras la refriega electoral, y con la perspectiva de los últimos días, Ramón Luis Valcárcel se afana en la estructura de su próximo equipo de gobierno y en los retos que tiene por delante en una legislatura, la quinta para él, que se dibuja muy complicada y que tendrá como elemento 'distorsionador' las próximas elecciones generales. Valcárcel descarta que vaya a aprobar nuevos recortes y niega que se despida a interinos. Sostiene que las cuentas de la comunidad han pasado por unos test tan severos, a la luz pública, que nada se esconde debajo de las alfombras. Apunta que si no se toman medidas para garantizar el estado de bienestar, no descartaría plantear la devolución de competencias, algo que rechaza de entrada. Cree que podría revisarse la ley electoral regional, pero no lo considera una prioridad.

-El Estatuto de Autonomía cumple 29 años. ¿Qué hay que cambiar? ¿O sigue sin tener prisas?

-Tenemos la misma prisa que los murcianos dentro del devenir de una Región que va evolucionando. Nuestro Estatuto se ha revisado en más de una ocasión en función del proceso de transferencias. Es verdad que en la pasada legislatura se creó una comisión para estudiar su reforma, pero aquello obedeció más a cuestiones artificiales y político partidistas para tratar de alguna manera de enmascarar aquel interés, por no hablar sumisión, al Estatuto de Autonomía catalán. Se instó a reformar los estatutos de otras regiones para que no se concentrara la atención en el de Cataluña por cuestiones inconfesables de todos conocidas. Nosotros ya advertimos que no quitaba el sueño a los murcianos, y que la revisión no tenía que obedecer a criterios de interés partidista desde Ferraz, Génova u otro partido político, sino que debía responder a una inquietud, por cierto inexistente. No obstante, se pueden ver diversas cuestiones, como reconocer la economía social, que es un buen colchón ante una crisis que destruye empleo.

-¿Y las aspiraciones sobre el agua, tan en boga en la anterior legislatura?

-También; como una reivindicación desde una perspectiva solidaria que sirva de elemento vertebrador. Este tema corresponde a la Asamblea Regional y nosotros animamos a que se haga, pero sin hacer concesión alguna a la artificialidad ni al interés político.

-La ley electoral regional ha llenado parte del debate antes y después de las elecciones. ¿Va a abordar su partido un cambio o va a dejar la norma como está? Hubo un intento de pasar de 45 a 55 diputados y de unificar las circunscripciones electorales.

-La reforma de esa ley no pasaría tanto por el incremento de diputados, que no alteraría mucho las cosas a excepción de que sería una mayor carga económica y eso chocaría con la contención del gasto. Somos la Administración más económica en gasto por habitantes de todas las comunidades autónomas. Por lo tanto, creo que la revisión de esa ley estaría más en las circunscripciones, reduciéndolas de cinco a una, que en el incremento de diputados de la Cámara. Pero conviene recordar que la ley electoral de la que tanto se habla ahora es la misma que existía en 2007, 2003, 1999, 1995 y más atrás. Parece que es un tema que surge de pronto porque el PP ha obtenido unos resultados hasta ahora desconocidos, o porque deja a otras formaciones políticas, probablemente, con menos número de escaños ... No, mire, yo estoy jugando con las reglas del juego que estableció el PSOE en 1983. Da la impresión de que, de pronto, Valcárcel se inventó una ley para que con ella pudiéramos obtener más votos o escaños. Es la misma ley que ha valido para el PSOE, IU y el PP. Los resultados que hemos obtenido son los que los murcianos han querido, con la misma ley de 1983, ya que de lo contrario estamos distorsionando la voluntad de los ciudadanos. No excluyo, sin embargo, que pueda haber algún motivo de revisión. Yo lo planteé al PSOE a principios de mi primera legislatura y los socialistas dijeron que no porque ellos aspiran a ser fuerza mayoritaria, cosa por otra parte muy normal en democracia porque la alternancia es la clave de todo y algún día tendrán que gobernar. En aquel momento rechazaron aquella idea. Una revisión de una ley como ésta debe ser objeto de unanimidad.

-La proporcionalidad opera al contrario cuando se aplica la Ley d´Hont. Sin poner en duda la victoria del PP, su partido ha conseguido cuatro escaños con un número pequeño de votos.

-Es el número que da la propia ley. Yo no puedo cambiarla. Ahí sí que no puedo hacer nada. Podemos ponernos de acuerdo para pasar de cinco circunscripciones a una, pero no para cambiar la ley d`Hont porque es una norma nacional.

-¿Se percibe la Asamblea Regional como algo subsidiario, que solo tiene relevancia un par de veces al año?

-Tengo otra percepción distinta. La Asamblea Regional, como cualquier otro parlamento autonómico, tiene mucho que decir porque legislamos para nosotros y diseñamos el modelo de Región en una Cámara que hace leyes para los murcianos. La Asamblea tiene un peso específico cada vez más alto, porque es mayor la carga de trabajo y el número de leyes que se van aprobando. Los murcianos perciben que su Parlamento es dinámico, a la vez que una de las cámaras más activas de España. Además, tiene que conjugar su acción legislativa con las Cortes Españolas y la propia UE.

-La Región ha cambiado mucho. No está en el año 1995, ni tampoco en 1982, pero ¿no le parece que los problemas se repiten, que se vuelve a encontrar con los asuntos pendientes del paro, del agua y del AVE que aún no llega? ¿No le sabe a los mismos problemas que se encontró cuando llegó a la presidencia de la Comunidad en 1995?

-Hay que distinguir entre las cuestiones casuísticas, los problemas puntuales y los estructurales. La Región de Murcia tiene problemas estructurales que no se han resuelto por la mezquindad de algunos políticos que no solo no han tenido visión de futuro, sino compromiso con la vertebración del Estado y de España. Creo que podríamos haber pasado página en lo relativo al agua si al final no hubiera habido tal mezquindad. Se ha visto que no era un problema imposible de resolver. Hubo una solución con el Plan Hidrológico Nacional. Era un problema feliz y valientemente resuelto, con financiación europea, porque la había. El déficit del Segura era un problema estructural resuelto por la visión generosa de un partido y de un gobierno que le puso solución al problema. Pero se cayó. Se quebró la esperanza en el momento en que la mezquindad de un presidente del Gobierno y del partido que le apoyaba nos llevó a la situación actual. Es verdad que en el año 1995 teníamos un problema de agua que perdura en el 2011, pero también es verdad que en el ecuador de ese tiempo alguien puso la solución.

El paro, por otro lado, es un problema de coyuntura. Entre 1995 y 2008 esta Región fue la primera de España que más empleo generó y la segunda con menos paro. Los problemas coyunturales tienen solución a poco que pongamos instrumentos y creemos escenarios adecuados para que la confianza sea el motor y locomotora de generar políticas de empleo. La Región de Murcia está llamada volver a esa senda de crecimiento económico que nos permita generar empleo como en tiempo anteriores.

-Usted sugirió meses atrás la posibilidad de devolver competencias al Estado en materia de sanidad, educación y dependencia porque no se podían sostener. Se ha superado el impasse financiero ¿pero volvería a plantearlo si se repite ese escenario?

-Es lo último que haría, pero si el sistema se hace insoportable no podemos crecer en ese agujero que, por ejemplo, la sanidad tiene hoy en las 17 autonomías con un montante de 15.000 millones de euros. Una de dos: o buscamos formulas alternativas que garanticen ese estado de bienestar de los españoles, o no habrá que despreciar esa posible devolución de competencias. Le repito que es lo último que haría. Creo que sería un fracaso del sistema autonómico español si al final tuviéramos que recurrir a ello. Pero ojo, debemos despertarnos, espabilarnos y ponernos manos a la obra porque ese fracaso se está fraguando día a día en tanto que las comunidades autónomas pasan por las situaciones que pasan.

-En los últimos días se ha puesto en la diana a la Región de Murcia debido al déficit, en una carrera con otras comunidades autónomas. ¿Tiene la sanidad regional una deuda oculta?

-Reto a quien sea a que me diga dónde está esa deuda oculta. A mí me han puesto desnudo de pies a cabeza. Me han escaneado de arriba a abajo y lo que se sabe es lo que hay. Pese a las dificultades económicas derivadas de la falta de pago de lo que se nos debe, ésta es una de las comunidades autónomas menos endeudadas porque estamos haciendo los deberes y garantizando lo que hay que garantizar, que es el pago de nóminas de los funcionarios y asegurar el estado de bienestar.

-En sanidad se está metiendo la tijera con el cierre de quirófanos por la tardes, alargando listas de espera. ¿Es coyuntural o tendrá duración en el tiempo, dado que se han acabado las vacas gordas?

-Son medidas coyunturales que obedecen a la situación económica que hay. Lo que no podemos hacer es seguir con el mismo ritmo si no hay dinero. Eso sí que sería una irresponsabilidad y podría llevarnos a la quiebra del sistema. Si no hiciéramos esto, al final nos llevaría a un agujero en la Región incapaz de tapar. Aprovechamos la temporada estival en la que baja la actividad en quirófanos de manera considerable. Aprovechamos asimismo el hecho de que Murcia sigue siendo la Comunidad donde menos hay que esperar para ser atendido. Los días que sean son muchos en cuanto pasan de 10 ó 15, pero estamos mejor que en otras regiones.

-Siguen pareciendo muchos días...

-Parecen muchos, pero cuando te coges la tabla nacional y comparas con otras regiones estamos entre las más bajas en listas de espera. Hay que tomar estas medidas coyunturales porque al final no hay máquina de dinero, no hay más ingresos debido a la crisis y no tenemos el dinero que debiéramos porque el Estado dice que hasta el año 2013 no reconoce a los que hoy están haciendo uso de esos servicios. ¿Qué haces al final? Reducir para poner disponer de recursos que nos permitan mantener el sistema.

-¿Cuántos contratos no se han renovado, cuando interinos han sido despedidos en los últimos meses?

-Parece que todos hemos coincidido en ir rebajando los capítulos de personal, en la medida en que se considere sobredimensionado, y de gasto corriente. Ustedes han publicado entrevistas a un centenar de notables de la Región que han apuntado en el mismo sentido. Y resulta que cuando vas a tomar determinadas medidas te encuentras la respuesta negativa a lo que por otra parte se había entendido como una cuestión a resolver.

¿Cuántos interinos, me pregunta? A día de hoy ninguno. La Educación no puede haber prescindido de ningún interino habida cuenta de que lo que hemos dicho es que las medidas que tomamos no afectan a las horas lectivas. Otra cosa es que mañana se te jubila un profesor y ese interino puede cubrir la plaza... No entiendo por qué se insiste tanto, por parte de algún sindicato, de que los interinos se van a la calle. Mire usted, no se van a la calle porque el aumento de jornada no afecta a las horas lectivas.

-El primer trimestre arrojó un déficit abultado de las cuentas regionales, del 0,89%. La consejera de Hacienda dijo que no era significativo, pero no parece que sea un dato positivo si hay que llegar al 1,3%. ¿Se va a conseguir ese ahorro del plan de reequilibrio tal y como va el año, con la venta de inmuebles, los puntos de amarre...?

-Primero habrá que analizar por qué tenemos este déficit. Será porque tenemos que dar una serie de atenciones en el día a día sin tener financiación. A nadie se le ocurrirá preguntar a estas alturas de la película por qué ingresamos menos, y si encima si no tenemos capacidad de endeudarnos en la medida que debemos... Si ingresamos menos y tenemos cada vez más gasto en sanidad, educación y dependencia, el resultado es muy sencillo: estamos abocados al déficit. Es inevitable. O subes impuestos, cosa que no quiero hacer, o te endeudas, que es lo que estamos haciendo. El Consejo de Ministros nos autorizó 150 millones con cargo al presupuesto del año pasado, y confío en que mañana apruebe otros 460 millones de euros. Al final, parece que el déficit es una cosa que un partido político se lo ha inventado porque es un tuercebotas. No. Es mucho más sencillo: hay mucho más gasto y tenemos menos ingresos. Mientras tanto, tomamos medidas de emergencia, como las ya consabidas que han enfadado a mucha gente, y otras para no seguir enfadando a la gente que son las referidas a la venta de inmueble, a los puntos de amarre, a la aplicación de impuestos a empresas productoras y distribuidas de energía y no mucho más. Parece que con ello es suficiente, y hombre, que escampe.

-Tendrán que correr para no superar el techo de déficit, con independencia de que el Ministerio permita una excepción debido a los terremotos de Lorca.

-En el primer cuatrimestre hemos reducido un 16% los gastos con respecto del año anterior. Hubo un 0,8 de déficit pero porque se nos ha pasado déficit del año 2010. En cuanto a los ingresos, ¿dónde están los 211 millones que le corresponden a la Región? Estoy escuchando que se van a pagar 1.500 millones a Cataluña porque Rubalcaba quiere garantizar la estabilidad de su candidatura. Estupendo, pero por una cuestión de justicia y equidad usted me paga mis 211 millones. Ese dinero tendría que estar aquí porque por ley es nuestro. Por otra parte, ese déficit será menor cuando lleguen los fondos europeos.

-¿Los proveedores siguen enfadados, tranquilos, haciendo cola...?

-Todo al mismo tiempo. Creo que entienden que el Gobierno regional hace lo que puede. No despilfarra y no tira un euro fuera. Colocamos los primeros 150 millones de euros de endeudamiento en un tiempo récord y al 5,6%, lo cual dice mucho de la solvencia de esta región. No es el caso de otras comunidades muy potentes, que tuvieron que colocar los llamados bonos patriota al 7 y pico porque nadie les compraba la deuda. Eso genera confianza y el proveedor, dentro de su enfado y frustración, ve sin embargo que este Gobierno regional sigue siendo solvente ante el resto del mundo financiero. Tan pronto como se nos autoricen los otros 467 millones...

-¿Hasta dónde metería Rajoy la tijera si gobierna? Todo el mundo se barrunta que se van a apretar las tuercas en determinados gastos.

-Estuve en esa reunión y lo que dijo Rajoy fue que teníamos que poder orden en nuestras casas precisamente para garantizar el estado de bienestar al 100% en las políticas de sanidad, educación y dependencia. Es todo lo contrario a lo que Rubalcaba dice cuando habla de poda. Es otra maldad de Rubalcaba, que ahora quieren que le llamen Alfredo. Se nos ha exigido mayores políticas de austeridad, precisamente para poder disponer de recursos...

-¿Qué otras medidas de austeridad se pueden aplicar en Región de Murcia? ¿Dónde se puede recortar más?

-En nuestra Región, poca cosa. Todo es muy posible, pero a este Gobierno le queda ya muy poquita grasa. Es un Gobierno escuálido. Que no se olvide que la Administración está al servicio de los ciudadanos. Parece que es un montón de chupatintas, con manguitos y de vuelva usted mañana; de políticos que colocan a todos los amigotes y familiares y que aquí estamos todos felices jorobando al ciudadano. No. La Administración es un instrumento necesario de la sociedad porque el ciudadano lo requiere. Por lo tanto, no la llevemos a una situación de anemia porque eso repercute negativamente en el ciudadano.

-¿Y en cuanto a las medidas de ahorro que propone Rajoy?

-Rajoy habla de muchas cosas y yo le dije: me parece magnifico lo que estás planteando, porque es justamente lo que hacemos en la Región de Murcia. Aquí tenemos 32 ó 33 coches oficiales que no son para los señores directores generales y consejeros. Sirven también a los funcionarios y jefes de servicio que se desplazan a Madrid todos los santos días para resolver un montón de cosas en los respectivos ministerios. Al final, lo de los coches es el chocolate del loro. Aquí hay una política de rigor y austeridad absoluta. Hemos quitado chiringuitos y rebajado un 40% la aportación a la televisión autonómica.

-Visto desde fuera cuesta trabajo creer que se esté llevando a cabo un plan de ajuste y de recorte de gastos sin que eso haya afectado a los puestos de trabajo. Alguno se habrán quedado en el camino los últimos meses...

-Es que los recortes no afectan siquiera a los salarios. No me cuesta ningún trabajo entender a qué obedecen las movilizaciones. Las primeras las pude entender perfectamente en las claves en las que se producían. Y las últimas, a partir del acuerdo con seis sindicatos, obedecen a lo que obedecen. Son criterios muy respetables, pero que no dejan de estar en una situación absolutamente política. Porque sigo esperando respuestas similares cuando se redujo el salario, y digo el salario, no los complementos, a estos funcionarios. No tiene sentido que Rodríguez Zapatero le pegue un tijeretazo del 5% a los funcionarios y que nadie se movilizara por ello. Lo que hizo mi Gobierno en aquella ocasión fue colocar un 1,5% de incremento salarial para amortiguar el recorte de Zapatero y dejarlo en un 3,5%. Ahora hemos tomado medidas sin tocar los salarios, solo los complementos...

-También es dinero que dejan de ingresar.

-El complemento es otra cosa distinta. Tú cotizas por el salario y no por el complemento. Y lo que te va a quedar el día de mañana es por tu salario y no por el complemento, que es muy importante. Es mucho dinero en juego con vistas al futuro del funcionario. No hemos tocado el futuro del funcionario.

-¿Prevé un adelanto electoral?

-Creo que se agotará la legislatura. Hay una situación muy difícil. Rodríguez Zapatero tiene que tomar algunas medidas, y ante la impopularidad existente, que es demoledora tras el 22-M, no puede añadir más leña al fuego. Ahora está Rubalcaba, que no se va a querer quemar en una impopularidad creciente por las medidas que se vayan tomando. Pedirá que se baje el diapasón de las reformas porque necesita meses para recuperarse Con lo cual, ¿qué adelanto va a hacer? ¿Convocarlas hoy para celebrarlas en octubre, o en agosto para diciembre? No hay adelanto. Esta agonía la vamos a seguir soportando hasta marzo.

-¿Ha hablado estos días con la jefa de la oposición, Begoña García Retegui?

-No. Tuve una llamada telefónica y cambiamos impresiones de la noche electoral. Quedamos en que cuando constituya el Gobierno, como es natural, me sentaré con ella. Ahora debo estar en lo que estoy. Que es en la constitución de la Asamblea Regional, luego el Gobierno, y después Retegui. De momento, no tengo pensamiento de que entre en mi Gobierno...

-¿Qué se puede hacer frente a las consecuencias que sufren los productores y exportadores hortofrutícolas de la Región? Usted es vicepresidente del Comité de las Regiones de la UE. ¿Qué salida le ve? No parece que tenga una solución inmediata.

-Desgraciadamente no va ser inmediato. Es muy fácil perder mil lechugas, tomates o pepinos por segundo; y sin embargo volver a colocar un solo tomate, lechuga o pepino te puede costar meses. Hay que exigir a Alemania que indemnice el daño ocasionado. No se puede señalar a un país o a una región como lo hicieron. En segundo lugar, el Gobierno español no estuvo fino, hubo descoordinación, no oímos nada de Zapatero, menos de Pajín, tampoco de Jiménez y a ultimísima hora pudimos escuchar a Aguilar el día que había una conferencia de ministros de agricultura. La descoordinación ha sido catastrófica para los intereses de nuestros agricultores, unida a la falta de peso específico de España. ¿Qué hay que hacer ahora? Aunar esfuerzos al máximo, exigir a Alemania que pague y a Europa que haga lo propio. Europa ha mirado para otro lado. Es intolerable. Le he enviado una carta a Durao Barroso, con el cual mantendré un almuerzo el día 16, y le voy a exigir que Europa tome cartas en el asunto para que no vuelva a ocurrir lo mismo. ¿Cómo puede un Estado miembro cerrar sus fronteras a otro Estado miembro? -¿Cómo van a ser sus relaciones con María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha y de Luisa Fernanda Rudi en Aragón, si llega a gobernar con el PAR?

-Vamos a esperar a que gobierne y ya veremos...

-Si Rajoy llega a La Moncloa, se verá si hay solución o no al problema del agua por parte del PP.

-Mis relaciones con Cospedal y Rudi son extraordinarias y vienen de muchos años atrás. ¿Se podrían torcer las cosas con Cospedal presidiendo Castilla-La Mancha y Rudi en Aragón? Creo que no porque ni Cospedal ni Rudi deben perder mucho tiempo con Valcárcel, ni Valcárcel hacer lo propio con ellas en tanto que no podemos caer en los mismos males y vicios en los que cayó la irresponsabilidad e incompetencia del Gobierno socialista presidido por Zapatero. Éste miró para otro lado y no se interesó por el Plan Hidrológico Nacional salvo para cerrar el Trasvase del Ebro, tras lo cual se dedicó a la alianza de civilizaciones. Quien realmente tiene que dedicarse a esto es el Gobierno de España. No perderé mucho tiempo y estoy convencido de que ellas tampoco conmigo. Hay que centrar y concentrar todas las políticas en el Gobierno de España. De igual forma que le exigí a Aznar en su día, antes lo hice con González y después a Zapatero, ahora exigiré a Rajoy que resuelva el problema de falta de agua en España.

-¿Pasa de nuevo por el Trasvase del Ebro?

-Tiene que pasar por transferencias de agua de donde la hay a donde no la hay. Y sabemos donde la hay.

-¿Sin apellidos?

-Todos sabemos dónde está.

 

 



Día de la Región | Vídeos