Francisco Celdrán
«Nos hemos hecho más civilizados en términos democráticos»

Francisco Celdrán, sentado en el Patio de los Ayuntamientos. :: ABEL F. ROS/ENFOQUE

Desde su atalaya no todo se ve más fácil, pero quizá sí más claro y nítido, de ahí que sus revelaciones siempre sean tenidas en cuenta.

-¿Cómo ha visto la evolución de la Región en estos años?

-Habría que analizarla desde una perspectiva amplia, porque si nos centramos en los dos últimos años caeríamos en un error, ya que se están viviendo momentos de dificultad y aumento considerable del paro. Pero, como es público y reconocido, nuestra Región ha liderado el crecimiento nacional durante una década, y en este caso sí que hay que hablar de una evolución notable y positiva.

-¿Existe una idea preconcebida en el exterior de lo que representa la Región de Murcia?

- Representamos el 3,2% de España y además no tenemos circunstancias políticas que hagan que la Región sea más llamativa como puede ocurrir en el País Vasco. Creo que tenemos la atención que nos merecemos, ni más ni menos, y hay que verlo con normalidad y sin complejos. Todos los españoles saben situar a la Región de Murcia en el mapa, así lo demuestran los cientos de miles de turistas que vienen cada año a visitarnos, aunque no nos podamos comparar con comunidades como Canarias o Baleares.

-¿Cómo ve a la clase política?

-En su inmensa mayoría veo un colectivo formado por personas honradas, honestas y trabajadoras, que hacen lo que pueden y saben. Ya sé que las encuestas dicen lo contrario, y que las personas responden a esta pregunta con manifiesta insatisfacción. A veces se crean expectativas demasiado grandes y se espera que los poderes públicos solucionen todos los problemas, cuando éstos siempre han existido.

-Pero sí es cierto que parece haber cambiado la imagen de los políticos para la gente...

-Yo diría más bien que no. La clase política nunca ha tenido buena fama, pero ni aquí ni en otro lugar. Creo que haces una encuesta en Italia, Francia o Alemania, y va a ocurrir lo mismo, que los políticos son mal valorados. De hecho, cuando se le dice a la gente que puntúe a los políticos, rara es la vez que aprueban en su gestión. Solo queda asumir la realidad y hacerlo lo mejor posible.

-¿Qué retos debe manejar con premura la Región de Murcia?

-Lo primero es promover una reactivación económica que cree puestos de trabajo. Lo digo con absoluta rotundidad y con la seguridad de que muchas veces se dice, pero no se actúa en consecuencia. Todos pensamos lo mismo, pero al final, cuando se presenta una iniciativa creadora de empleo se la mira desde siete ángulos diferentes mirando más los inconvenientes que las ventajas. A veces nos pasamos en el control de esas iniciativas creadoras de empleo, cuando son algo esencial. Esta situación no puede durar siempre, porque hay expectativas de futuro. No quiero subirme al carro de las perspectivas halagüeñas, porque es ser demasiado optimista, pero sí existe la idea de que se salvará esta crisis.

-En 2012 se cumplen 20 años del incendio de la Asamblea Regional. Ahora hay otra crisis económica, y, sin embargo, parece poco probable que vuelva a ocurrir lo mismo. ¿Cómo ha cambiado la sociedad murciana en este tiempo?

- De manera favorable. A pesar de corrientes coyunturales de opinión, la democracia en España sí existe. Las costumbres y usos democráticos se han instalado en la sociedad, y eso justifica que ahora sea menos probable, aunque no diría yo impensable, que suceda algo así. Hay gente de toda clase, opinión y condición, pero en general somos más civilizados en términos democráticos.
 

 



Día de la Región | Vídeos