Día de la Región de Murcia
Más billetes y más agua

Valcárcel reclama pactos de Estado para afrontar la financiación y la política hídrica

Más billetes y más agua

Orgullo regional. De izqd. a drch., la esposa de Ángel Soler, Juan Tudela, la hija de José María López Piñero, José Francisco Ballester, Jesús Madrid y Francisco Jódar. :: PABLO SÁNCHEZ/AGM

Veintinueve años cumplió ayer la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, edad suficiente para consolidar las instituciones autonómicas que dan entidad propia y garantizan el autogobierno, pero que no han bastado para solventar todos los problemas que han lastrado su crecimiento desde que el 9 de junio de 1982 se aprobó el Estatuto de Autonomía, algo así como el certificado de bautismo de la Región de Murcia.

De los discursos pronunciados en el acto institucional del Día de la Región han desaparecido las alusiones a la mejora de las infraestructuras, pero siguen vigentes las reclamaciones sobre la financiación autonómica y el agua.

Fueron las dos principales demandas que planteó el presidente regional, Ramón Luis Valcárcel, en el Centro de Artes Escénicas de Torre Pacheco, que ayer acogió el acto institucional del Día de la Región.

El jefe del Ejecutivo autónomo, que hoy espera que el Consejo de Ministros autorice una nueva operación de deuda que permita aliviar las penurias económicas de la Región, pidió afrontar la financiación autonómica «desde una visión global, colectiva, igual y solidaria», aunque se aprestó a asegurar que «la prestación de los servicios básicos que garantizan el estado del bienestar está fuera de toda duda».

Valcárcel propuso «volver al consenso y a la visión de Estado» para resolver la financiación autonómica y también el reparto del agua, aunque esta vez no aludió al trasvase del Ebro. «En España hay suficiente [agua] para atender las necesidades de todos los españoles. Devolvamos la dimensión nacional a una materia que nunca debió verse hipotecada por un debate que olvida que la solución está, precisamente, en la solidaridad», indicó.

Solidaridad y consenso fueron las palabras más usadas en la celebración del cumpleaños regional. A ambos valores apeló el presidente para acometer lo que definió como «el objetivo fundamental»: la creación de empleo. Y también los esgrimió para pedir al Estado «las reformas necesarias que generen escenarios de confianza».

Valcárcel llegó a situar a la solidaridad como parte del gen regional. «Todo un emblema del sentimiento de los murcianos», según sus palabras, y citó como prueba la movilización de la sociedad murciana en favor de Lorca.

La ciudad arrasada por los terremotos del 11 de mayo fue la gran protagonista del acto, no sólo por la Medalla de Oro de la Región concedida y que recogió su alcalde, Francisco Jódar, sino también por las reiteradas alusiones a la catástrofe y a su reconstrucción.

Los integrantes del movimiento 15-M no aparecieron ante las puertas del Centro de Artes Escénicas de Torre Pacheco, como se especuló en los días previos, con el fin de buscar resonancia a sus protestas, pero Valcárcel quiso responder a sus críticas con una encendida defensa de la democracia española, un sistema, dijo, «sin apellidos, basado en la libre participación de todos, en la opinión de todos, en el compromiso de todos. Un sistema sólido y fuerte que ha posibilitado el crecimiento de España como nación, el progreso de sus gentes, la convivencia y el trabajo conjunto de diversas ideologías en pos de un objetivo común».

Aniversario de Torre Pacheco

Lorca fue también el eje del discurso del presidente de la Asamblea Regional, Francisco Celdrán, quien elogió «a la ciudadanía de Lorca, por su forma de encarar este siniestro, por su fortaleza, por su entereza y por su capacidad de respuesta individual y colectiva».

La unidad, que para Celdrán constituye el eslogan de la institución que preside, ha sido también clave para hacer frente al desastre de Lorca. La respuesta ciudadana a los daños causados por los seísmos demuestra «que la suma de esfuerzos es la forma más efectiva y gratificante de superar las dificultades», indicó el presidente del Parlamento autónomo.

Celdrán: «Todos a una»

Celdrán propuso emplear la misma receta para encarar la crisis. «Toca generar ilusión y confianza en una sociedad escéptica y desencantada, y lo podremos hacer si, como en Lorca, respondemos todos a una: Gobierno y oposición; administraciones locales, regional y nacional; civiles y militares; profesionales y voluntarios...»

El alcalde de Torre Pacheco, Daniel García Madrid, abrió el turno de oradores con un breve y sentido discurso en el que rememoró los 175 años de existencia de su municipio, dominados por «el equilibrio entre dinamismo y tradición».

El regidor municipal y anfitrión del acto también se refirió a la necesidad del consenso para afrontar los retos del futuro y pidió «no perder de vista el principal objetivo, que se llama Región de Murcia».

Entre los asistentes al cumpleaños se encontraba buena parte de lo más granado de la sociedad murciana en los ámbitos político, económico y laboral, de la judicatura, de la milicia y el clero. Siguiendo con la práctica instaurada hace dos años en La Unión, como gesto de austeridad frente a la crisis, al final de la celebración del aniversario no se sirvió ningún aperitivo a los invitados.

 

 



Día de la Región | Vídeos