Feria de Lorca



Ureña firma una gran faena

Ferrera obtuvo un apéndice de un toro complicado

Ureña firma  una gran faena

Paco Ureña firmó una gran faena con los vitorinos en la Feria de Lorca. :: sonia m. lario / agm

Interesante resultó la corrida del debut de Victorino Martín en Lorca. Muy bonito fue el primero, de nombre 'Miguero', nº 89, de 540 kg. y carbonero de capa, el del debut de la ganadería en Sutullena. Lo lidió El Fundi, poderoso a la verónica. Recibió un buen puyazo el Victorino que fue una alimaña en la muleta, revolviéndose en un palmo de terreno. Lo macheteó por bajo el madrileño en un trasteo de otra época, sin confiarse ante las intenciones del Albaserrada.

El cuarto metió los riñones en un puyazo trasero y eterno del que salió perdiendo las manos, lo que conllevó a que se defendiera y la faena de muleta se resumiese en un intento infructuoso de El Fundi por sacar muletazos de un toro que se quedaba debajo con medias embestidas.

Antonio Ferrera puso garra al saludar al segundo de la tarde, toro que fue al caballo con alegría, dándole duro el piquero. Mucho mérito tiene Ferrera, que compareció en Lorca con dos cornadas, una en la rodilla izquierda sufrida el día antes en Pozoblando por un toro de la misma ganadería, pese a lo que no excusó colocar banderillas. Toro potable, para mayor apuesta, con el que Ferrera estuvo pundonoroso. Perdió la oreja al fallar los aceros.

Hubo intensidad en las verónicas al bonito quinto, toro que recibió otro puyazo infame -¡qué pena de tercio de varas se hace hoy en día!-. Se movió el toro en banderillas y dio espectáculo Ferrera, sobre todo con un gran tercer par al quiebro, pegado a tablas. Se dañó el tobillo derecho, siendo vendado en la misma plaza y arrancó una oreja por una faena aguerrida, con el toro reservando las embestidas y el torero evitando cualquier error que hubiera supuesto una cogida.

El tercero de la tarde barbeó tablas queriendo irse. Tomó la capa de Ureña con franqueza y lo cuajó a la verónica el lorquino que brindó a su apoderado, Juan Segura. Humilló y embistió el victorino al paso, como el toro mexicano, muy despacio. Ureña, al principio algo acelerado, se reposó al final con la izquierda, dibujando tres naturales de entidad. Pero lo mejor quedaba para el último, al que saludó con empaque a la verónica, alguna mirando al tendido. Brindó al ganadero y pronto se puso de verdad el lorquino, llevando largo con la diestra al buen toro de la A coronada. Dejando puesta la muleta por delante, para que repitiera el astado, fue ligando series muy rotundas, con las que crujió la plaza, como en tres naturales lentos y en un circular completo. Importante estuvo Ureña con un victorino de los buenos, de los que descubren a un torero. Tras unas manoletinas, pinchó en la cruz dos veces y descabelló acertando a la segunda, quedando el premio máximo en una oreja de mucho peso.

Puerta, herido en Mula

Con lleno en los tendidos, se celebró ayer en Mula una novillada picada en la que se lidiaron utreros de Jiménez Pasquau. Pablo Belando, que hoy torea en Las Ventas, cortó una oreja de su primero y dos del cuarto,; Gabriel Martínez se llevó una oreja en cada uno de su lote; y Antonio Puerta cortó dos de su primero, al que no pudo entrar a matar, al sufrir una cogida que le provocó la fractura del humero del brazo izquierdo en su tercio superior. Fue trasladado al Hospital Virgen de la Arrixaca, donde estaba previsto intervenirle en las próximas horas.

 

 

Feria de Lorca | Programa


Feria de Lorca | Fotos


Feria de Lorca | Cartel