Moros y Cristianos toman el relevo

 

Moros y Cristianos toman el relevo
CON MUCHO ESTILO. Un grupo de 'cristianas' desfila ayer encabezada por su cabo y seguidas por la banda. / ISMAEL MATEO
<< 12    >>
 

Guerreros y bailarinas de la cruz y la media luna tiñeron ayer de color las calles de Santomera en la jornada grande de las Fiestas de Moros y Cristianos. Todo arrancó de buena mañana y se prolongó hasta las primeras horas de la madrugada, justo lo necesario para dar un descanso al cuerpo en vista de los actos que tendrán lugar hoy.

Con el sol en todo lo alto, unos 200 festeros se animaron a participar en la retreta, precedidos por tres decenas de arcabuceros que fueron anunciando la llegada de la fiesta con el retronar de la pólvora. A la llegada del desfile informal al Campamento Festero, tras la lucha final entre los soldados de ambos bandos, las hordas moras capitaneadas por José Antonio Romero sellaron su victoria frente a los cristianos, dirigidos por Jesús Sánchez. En tregua festera, unos y otros disfrutaron después, juntos, de una alegre comida de convivencia.

Ya caída la noche, los festeros se ataviaron con sus mejores galas para ofrecer el desfile que da la categoría de Interés Turístico Regional a estos fastos. Sacaron a relucir finos trajes de seda, volantes, piedras y lentejuelas, banderas, espadas, trabucos, lanzas y cimitarras, sobre todo su mejor ánimo, para deslumbrar a los miles de espectadores con porte sereno y estudiadas coreografías. Los cristianos delante, como prisioneros; los moros detrás, vigilantes pero entregados igualmente al gozo colectivo.

Para hoy, los actos mantendrán durante la mañana la esencia de ayer, aunque, como marca la historia, el bando de la cruz impondrá sus fuerzas y tomará definitivamente el castillo. A las 20 horas se realizarán en la plaza de la Iglesia la ofrenda floral a la patrona, la Virgen del Rosario, y la conversión del moro.

 

 

Fiestas de Santomera


Fiestas de Santomera | Fotos