Los rostros de la excelencia

José Luis Leante, Pedro Guillén, Rocío Álvarez, José Martínez y Francisco Tomás, con sus galardones: la sencilla y elegante figura de la ciclista de Campillo.

La gran fiesta de Los Mejores 2009 de La Verdad Grupo Multimedia reunió en el Auditorio a unas 1.500 personas de todos los sectores de la sociedad murciana en el vigésimo aniversario de estos galardones

Contaba el gran Fernando Fernán Gómez que las bicicletas son para el verano. Pero no todas. Esta primavera, las bicicletas que creó el maestro Antonio Campillo -a quien se rindió un sentido homenaje póstumo-, junto con esa peculiar ciclista, han sido para Los Mejores de La Verdad. Para las trayectorias profesionales más destacadas de los últimos dos años. El jueves, en una noche mágica llena de color, sensualidad y pasión, la sociedad murciana, con La Verdad Grupo Multimedia como anfitrión, rindió homenaje y aplaudió al unísono el esfuerzo, el coraje, el sacrificio y la excelencia de las personas e instituciones que durante estos años se han hecho merecedores de llamarse Los Mejores.

Estos premios, que tal y como aseguró en su discurso el director editorial de La Verdad, José María Esteban, «son una prueba saludable de que nuestra tierra genera valores y personas que deben ser reconocidas y merecen ser imitadas», recayeron esta edición en el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS), la investigadora de La Arrixaca Rocío Álvarez, el traumatólogo Pedro Guillén, el bailarín estrella de la Ópera de París, José Martínez y la organización humanitaria Cáritas Diocesana. Quizá no estaban todos los que son merecedores de este humilde reconocimiento, pero sí son todos los que estaban. Cinco ejemplos de lo que pretenden reconocer los premios de La Verdad Grupo Multimedia. Cinco trayectorias excelentes. Cinco espejos para la sociedad, representada ayer por unas 1.500 personas que abarrotaron el Auditorio Víctor Villegas, y que fueron recibidos en el hall por el presidente de honor de Vocento, Santiago de Ybarra; el presidente del consejo de Administración de La Verdad, José Antonio Lozano Teruel; el director general de La Verdad Grupo Multimedia, Daniel Gidrón; y el propio José María Esteban.

El primero en recibir la preciada escultura de Campillo fue el director del CEBAS, Francisco Tomás, de manos del redactor de laverdad.es Rubén García Bastida. Tomás, cabeza visible de la punta de lanza de los avances científicos en la industria agroalimentaria de la Región de Murcia, aseguró que «en estos momentos estamos llevando a cabo entre 50 y 60 proyectos. Pero uno de los más apasionantes es el que trabaja bases científicas de los alimentos funcionales, alimentos que van más allá de la simple nutrición. Ahora también acabamos de conseguir dos proyectos europeos. Uno del efecto del cambio climático en la calidad y seguridad de los productios agrarios, y otro sobre el uso eficiente del agua en la calidad de los productos vegetales».

El segundo galardón de la noche se lo entregó el periodista de La Verdad en Cartagena José Alberto González a la investigadora Rocío Álvarez, jefa del Área de Inmunología del hospital Virgen de la Arrixaca. Los méritos de esta científica son, ni más ni menos, que descubrir los marcadores moleculares y celulares que advierten de posibles rechazos de los órganos transplantados, además de abrir múltiples vías de investigación en este campo y contribuir con sabiduría, tesón y esfuerzo a mejorar la vida de tantas personas. Rocío Álvarez, ante la cuestión que planteó José Alberto González, explicó que «lo realmente importante es encontrar esa piedra filosofal de qué son los mecanismos que controlan la tolerancia inmunológica. Y no sólo para transplantes. Esto sería lo ideal para cualquier inmunólogo». Asimismo, Álvarez agradeció a La Verdad «el que se hayan fijado en mí» y dijo que su grupo de investigación «innovaba cuando aún esa palabra no aparecía por ningún lado y hacía investigación transnacional cuando aún no se nos recomendaba».

El archenero Pedro Guillén, traumatólogo reconocido internacionalmente por haber reparado las rodillas de cientos de estrellas del deporte, fue el tercer premiado en la gala. Le entregó el galardón el periodista de La Verdad Daniel Vidal, que le preguntó por su famosa meniscoteca. Guillén, con su humor llano y mordaz, arrancó más de una carcajada al público y dijo, en referencia a José Martínez, que «un bailarín es un atleta con arte». Aprovechó el micrófono para dejar alguna que otra frase para el recuerdo. Guillén, el médico que más sabe de meniscos del mundo, dijo que «venir a Murcia es sacar a pasear una ilusión» y, mirando al presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, aseguró que «una región que no investiga es una región que se empobrece». Refiriéndose ya a su meniscoteca, el doctor Guillén dijo que los meniscos «son como los buenos amigos: valen más de lo que molestan. Y si un amigo vale más de lo que molesta lo mantienes, no lo limpias. Sólo lo limpias cuando molesta más de lo que vale», así como que «quitar un menisco es un meniscocidio». Por último, Guillén hizo un pronóstico: «La articulación va a sobrevivir a las lesiones gracias a las células madre».

Y llegó el momento rendir homenaje al arte en forma de baile. Una de las grandes ovaciones de la noche fue para el bailarín estrella de la Ópera de París, José Martínez, que a lo largo de la gala explicó, con puro arte en las venas, por qué se merece el premio, entregado por Alicia Negre, periodista de La Verdad. José Martínez, que abandonó el barrio Peral de Cartagena, se mostró sincero y dijo que «no sabía lo que era ser bailarín. Empecé a trabajar en Cartagena con Pilar Molina porque me gustaba bailar. Eso me llevó a Francia, a París. Pero el momento más importante de mi carrera no fue cuando me eligieron bailarín estrella de la Ópera de París, sino cuando entré a formar parte de esa gran compañía. Y desde entonces me han adoptado. Pero yo sigo diciendo, donde voy, que soy español y de la Región de Murcia».

Por último, no podía faltar el reconocimiento - en un año como éste- a una organización como Cáritas Diocesana, representada ayer por su director, José Luis Leante, que recibió el galardón de manos de la redactora de Canal 6 y Punto Radio Mari Carmen Ramírez. Noelia Arroyo dijo que «Cáritas siempre ha estado ahí». Y José Luis Leante, ante la pregunta de Mari Carmen Ramírez, contestó que «si Cáritas no existiera, lo que es seguro es que habría que crearla». El director de Cáritas Diocesana, la organización que fue premiada en último lugar, dijo que «Cáritas, en ejercicio de la caridad y la inserción social de la Iglesia, siempre estará ahí, trabajando por la Justicia, con calidad, con calidez y procurando la promoción y el desarrollo de la dignidad de la persona. Seguiremos luchando por promover a la persona, por reinsertarla, por reconocer siempre la dignidad y los derechos que tiene».

Para terminar, José Luis Leante dijo que «este premio es de todos los que trabajan en Cáritas y, si de algo me precio es de ser murciano hasta las cachas. Doy muchas gracias a la sociedad murciana y al apoyo de tantas y tantas empresas, a tantas entidades públicas y privadas, a los medios de comunicación... Pero la crisis está ahí y nos ha pegado por todos los lados, y hay que seguir. El corazón tierno y sensible de la sociedad murciana no se debe quedar en una acción esporádica. Hay que seguir trabajando».

FRANCISCO TOMÁS

DIRECTOR DEL CEBAS

 

 

Los Mejores | Fotos

Los Mejores | Vídeos

 


Ediciones anteriores