Y el arte se hizo baile

Y el arte se hizo baile
TRES GRANDES TALENTOS. José Martínez y Agnès Letestu ejecutan un movimiento con las notas del piano de Rosa Torres-Pardo.

Decir simplemente que bailó es quedarse corto. Muy corto. José Martínez, el bailarín estrella de la Ópera de París que el jueves recibió uno de los galardones, demostró con creces sobre el escenario del Auditorio por qué está considerado el mejor bailarín del mundo. Han pasado ya muchos meses desde que La Verdad Grupo Multimedia decidió contar con José Martínez para esta gran noche. Los responsables de la organización de la fiesta por parte de La Verdad, y Arena Teatro trabajaron conjuntamente en una producción que se realizó exclusivamente para la gala. De hecho, era la primera vez que José Martínez y su compañera de la Ópera de París, Agnès Letestu, bailaban al son de los acordes que Rosa Torres-Pardo arranca con maestría del piano.

Isaac Albéniz fue uno de los músicos elegidos para poner una sinfonía a los sensuales y refinados movimientos de Martínez. La primera actuación, bajo la melodía de Evocación, unió en el escenario a Rosa Torres-Pardo y a José Martínez, que interpretó una coreografía especial para la gala. La segunda actuación, con la música de El Puerto, del maestro Albéniz, la protagonizó el virtuosismo de Rosa Torres-Pardo, que transmitió al público la pasión con la que hizo trabajar al piano.

Los tres artistas emocionaron a los asistentes a la gala con su interpretación del adagio e cantabile K.208 y sonata en do mayor, de Scarlatti, mientras que la coreografía de George Balanchine sirvió para embellecer la pieza Sylvia, de Leo Dèlibes. Como colofón, José Martínez danzó al son de El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla, para lo que se empleó vestuario diseñado en su día por Pablo Picasso. Un broche de oro y diamantes.

 

 

Los Mejores | Fotos

Los Mejores | Vídeos

 


Ediciones anteriores