La tecnología vinícola tiene un nombre: Bodegas San Isidro

Bodegas San Isidro
Dirección: Carretera Murcia s/n. 30520. Jumilla, Murcia.
Teléfono: 968 78 07 00.
Internet: www.bsi.es

La historia de Bodegas San Isidro se remonta a 1934 y desde entonces no ha parado crecer y expandir sus vinos en mercados tanto nacionales como internacionales. Actualmente está formada por un gran número de socios cooperativistas, trabajando todos bajo un concepto innovador de calidad y servicio, que les ha llevado a posicionar los vinos de la Bodega San Isidro entre los mejores del mundo.

Máximo control

BSI cuenta con la tecnología y las instalaciones más avanzadas del sector vinícola, dirigido por un equipo de profesionales altamente especializados. Asimismo, colabora con las Universidades de Murcia y Albacete en numerosos proyectos de investigación, los cuales han ayudado a conocer y mejorar el cultivo, tratamientos y elaboración del vino. Disponen de más de 700 depósitos con capacidades entre 20.000 y 2 millones de litros. Asimismo, tienen una nave de crianza con capacidad para 3,5 millones de litros con un parque de más de 3.000 barricas donde reposan los vinos durante su periodo de crianza o reserva.

 También cuentan con bodegas de almacenamiento con capacidad para 52 millones de litros, controlados informáticamente un 34.000 metros cuadrados de superficie construida que alberga unas instalaciones de última generación: oficinas, laboratorio dotado de alta tecnología y trenes de embotellado. Todo un entramado de tecnología y avance para mejorar la calidad del vino.

Disciplina y tesón

La elaboración de vinos en BSI comienza en el viñedo con la selección de las mejores parcelas y con un seguimiento durante la maduración. Tras su selección y maceración se procede a la crianza en barricas de roble americano y francés en la sala Gémina, dotada de los más avanzados sistemas de regulación de temperatura y humedad. En estas óptimas condiciones, se conjugan los aromas de los vinos con los de la madera que, dependiendo del tiempo de crianza se convertirán en excelentes vinos ya sean destinados al consumo a envejecer  como crianzas, reservas o grandes reservas. Una elaboración tradicional que evoluciona con las nuevas tendencias de consumo para responder a las preferencias del nuevo amante del vino, que busca nuevas sensaciones en vinos ligeramente ácidos y aterciopelados con larga persistencia.

Visitas guiadas

Todas aquellas personas que quieran descubrir el apasionante mundo del vino tienen la oportunidad de adentrarse en el ecoturismo a través de un recorrido guiado por la Bodega de San Isidro, donde podrán degustar los mejores vinos de la firma.

Bodegas San Isidro le ofrece también la posibilidad de celebrar sus eventos y comidas en un marco único y lleno de magia como es el entorno donde se ubica este almacén de vino para vivir de cerca este mágico escenario.