Escarche, el primer 'Icewine' de Monastrell

Las barricas de roble francés han albergado al Escarche. Abel F. Ros/Enfoque

Las barricas de roble francés han albergado al Escarche. ABEL F.ROS/ENFOQUE

Dirección: Carretera de El Carche Km 8,3. 30520. Jumilla.
Teléfono: 968 10 82 48
Internet: www.haciendadelcarche.com
Innovar para crecer y volverse a mirar desde el respeto en la tradición y sus valores, donde Bodegas Hacienda del Carche encuentra su razón de ser. La firma hunde sus raíces en una amplia tradición familiar que se remonta al siglo XIX combinando a la perfección la dedicación y esmero de sus generaciones antecesoras con los conceptos nuevos de cultivo, elaboración y crianza. Una suerte de fusiones que repercute directamente en la intensa explosión de sabor que cada una de sus elaboraciones supone para la experiencia vitivinícola del consumidor.

 En una bodega preocupada por la innovación y la fuerte apuesta en investigación y desarrollo, la elaboración de nuevos productos para satisfacer el paladar de los consumidores más exigentes es casi una necesidad, que en Bodegas Hacienda del Carche han sabido convertir con gran acierto en una de sus señas de identidad. El éxito de esta línea de trabajo está en el esfuerzo y la capacidad de superación conseguida gracias a los más modernos sistemas de vinificación, como depósitos de acero inoxidable de diferentes capacidades, todos ellos refrigerados y con remontado de mostos automático, prensas de control electrónico, para extraer solo la flor del mosto o microfiltración para garantizar la estabilidad microbiológica.

Asimismo, la construcción de la bodega con líneas modernas y materiales nobles como la piedra natural de Villa Mayor, el mármol y la madera se mezclan para mantener una temperatura interior en la bodega durante todo el año ideal para elaborar vinos con una personalidad inconfundible, destacando su plena integración con el entorno, un escenario ideal frente a la Sierra del Carche en Jumilla.

El apoyo en la técnica y el esfuerzo y dedicación dan como resultado unos vinos complejos, armónicos y modernos sin perder la identidad de la tierra en que se asientan, una personalidad fuerte y única que conquista al paladar por sí sola. .