Tradición y tecnología vinícola se dan la mano en Bodegas San Isidro

Interior de la Sala Gémina en Bodegas San Isidro

Interior de la Sala Gémina en Bodegas San Isidro. ABEL F.ROS/ENFOQUE

Dirección: Carretera Murcia s/n 30520. Jumilla..
Teléfono: 968 78 07 00
Internet: www.bsi.es
Entre las bodegas con más arraigo que se levantan en Jumilla está Bodegas San Isidro, todo un ejemplo de constancia y de cómo la apuesta por la calidad y el trabajo bien hecho se traduce en un resultado óptimo.

La III Muestra de Vinos de la Región de Murcia que organiza el periódico 'La Verdad' tendrá entre sus invitados de excepción a esta carismática bodega, que aprovechará su participación para promocionar sus exquisitos vinos.

Desde que se fundara como tal en 1934, BSI no ha parado de crecer y expandir sus vinos tanto en el mercado nacional como internacional. Bodegas San Isidro irrumpió con fuerza participando activamente en la comercialización de vino de Jumilla embotellado, ejemplificando la labor de una bodega que se marcó como filosofía unos criterios de innovación, calidad y servicio que le han reportado muchas satisfacciones, logrando situar a sus vinos entre los mejores del mundo.

Actualmente, y sin desdeñar lo que de tradicional y mágico tiene este oficio, BSI cuenta con la tecnología más avanzada e innovadora del sector vitivinícola junto a un equipo especializado de profesionales. Esto le ha permitido conocer y mejorar sus cultivos, los tratamientos y elaboración del vino hasta dar con un producto impecable.
El secreto del éxito está en el esmero que pone la bodega en cada una de las fases de elaboración del vino, comenzando a pie de viña, con la selección de las mejores parcelas y con un seguimiento exhaustivo de las viñas durante la maduración.

Tras su selección y maceración se procede a la crianza en barricas de roble americano y francés en la sala Gémina, la joya de la corona, dotada de los más avanzados sistemas de regulación de temperatura y humedad. En estas óptimas condiciones se conjugan los aromas de los vinos con los de la madera y envejecen como crianzas, reservas y gran reservas para deleite del paladar del consumidor final.

El mayor éxito de BSI consiste en haber sabido combinar tradición y modernidad en la elaboración del vino. Todo evoluciona, y la bodega ha sabido hacerlo adecuándose perfectamente a las nuevas tendencias de consumo para responder a las preferencias del nuevo amante del vino, desde el que busca nuevas sensaciones al más exigente.

Las impecables instalaciones de la bodega hablan por sí solas. Dispone de más de 700 depósitos con capacidades entre 20.000 y dos millones de litros. Asimismo, cuenta con una nave de crianza con capacidad para 3,5 millones de litros, con un parque de más de 3.000 barricas, donde reposan los vinos durante su periodo de crianza o reserva.

También cuenta con bodegas de almacenamiento con capacidad para 52 millones de litros, controlados informáticamente con 34.000 metros cuadrados de superficie construida que alberga unas instalaciones de última generación: oficinas, laboratorio dotado de alta tencología y trenes de embotellado. Todo un entramado de tecnología y modernidad que permite avanzar a pasos de gigante en el mundo del vino.

No es de extrañar, por tanto, que las instalaciones de Bodegas San Isidro sean una de las más visitadas, subrayadas en cualquier guía enoturística por la posibilidad que ofrecen de descubrir el apasionante mundo del vino desde una perspectiva real y grandilocuente, apasionada por la sinceridad que destila.

Además, las instalaciones están habilitadas para acoger eventos y comidas en un marco único y lleno de magia, un magnífico escenario que engrandece la cultura del vino.