Bodegas del Rosario, todo el sabor de la Monastrell

Las salas de elaboración del vino cuenta con la más alta tecnología en Bodegas del Rosario. C. Rosario

Las salas de elaboración del vino cuenta con la más alta tecnología en Bodegas del Rosario. C. ROSARIO

La Denominación de Origen Bullas contará en la Muestra de Vinos con el más grande de sus baluartes, Bodegas del Rosario, que aprovechará la cita para promocionar sus grandes vinos, que cuentan con un amplio bagaje en el mercado nacional, así como en países como Estados Unidos, Canadá, Alemania o Japón, representando el 95% del vino que la DO Bullas exporta.

La III Muestra de Vinos será también una magnífica oportunidad para acercarse al '3.000 Años', que viene a retomar la identidad de los vinos de calidad, alta expresión o de autor que eran punto de mira por parte de la crítica y de los amantes del vino. El gurú del vino José Peñin comentó que, «debido a la evolución de bodegas como Bodegas del Rosario que han abandonado la vía estrecha, dejando atrás los volúmenes y centrándose en la calidad, podemos encontrarnos con joyas como '3.000 Años. La principal virtud de este vino, aparte de contener todas las cualidades organolépticas de la variedad, del terreno y de la madera de un modo brillante, es la elegancia y la frescura con la que integra todas estas cualidades».

Bodegas del Rosario ejemplifica el modelo de desarrollo que han llevado a cabo aquellas productoras, en su caso cooperativa, que decidieron apostar en su día por la calidad. 1.200 socios componen actualmente esta cooperativa agrovinícola donde se elaboran los vinos procedente sde las vides de sus socios fundadores, todos ellos empeñados en la mejora constante de las técnicas de vinificación para conseguir el mejor de los resultados posibles.

Bodegas del Rosario exprime al máximo las bondades de la variedad reina de la zona, la Monastrell, sacando el máximo rendimiento y los mejores matices a estas uvas gracias al desarrollo y la maduración perfecta. El resultado son vinos de elevada calidad, complejos, elegantes, sofisticados y dotados de personalidad propia.

A pesar de que la Monastrell es la variedad reina, Bodegas del Rosario no renuncia a experimentar y sacar el mismo provecho a otras variedades que desde hace unos años comienzan a hacerse un hueco importante, como son Tempranillo, Syrah, Cabernet Sauvignon, Macabeo y Airén.

El punto de partida son vinos jóvenes, aún excesivamente duros y nerviosos, que necesitan del paso lento del tiempo y de la dulzura de la madera para poder llegar a expresar toda su calidad. Las principales herramientas con las que trabaja sus crianzas son tres: utilización de barricas de roble americano y francés, empleo de barricas de diferente capacidad y, finalmente, uso equilibrado de la edad de la barrica que oscila entre madera nueva y de cinco años como máximo.

De esta forma, la muestra organizada por 'La Verdad' servirá a los visitantes para acercarse a la amplia gama de vinos de Bodegas del Rosario. A saber: 'Las Reñas', 'Lorca', 'Señorío de Bullas' o 'Tesoro de Bullas'.