La uva Monastrell alcanza la excelencia con la D.O. Yecla

La uva Monastrell alcanza la excelencia con la D.O. Yecla

La calificación de los vinos de la añada 2011 está prevista como «excelente». D.O. Yecla

Y. Salmerón. La denominación de origen (D.O.) de Yecla otorga a la interpretación que cada una de las ocho bodegas integrantes hace de la magia de la uva Monastrell sola o matizada en delicadas combinaciones con otras variedades una puerta a la excelencia, la creatividad y la vanguardia, gracias a su defensa de esta tradición histórica.

Los vinos de Yecla se definen por un carácter riguroso y creativo, cuya esencia dinámica y magnética permite descubrir distintos matices en la copa: nobles, complejos y ricos, en sus distintas variedades, tintos, blancos o rosados.

Las bondades de este producto ya ocupan un merecido lugar en las mejores vinacotecas y puntos de venta dejando el nombre de Yecla como buen sabor de boca en cualquier amante del vino. Pero la excepcionalidad de esta denominación de origen hay que mantenerla cosecha a cosecha, una labor a la que se dedican concienzudamente durante todo el año Bodegas Castaño; La Purísima; Antonio Candela e Hijos; Enrique Trenor y Lamo de Espinosa; Sociedad Agrícola Viñavista; Señorío de Barahonda; Lázaro del Corso; y Bodegas y Viñedos Evine.

Como resultado a este arduo trabajo en 2010 se han comercializado 498.000 botellas en el mercado nacional y 4.192.000 botellas de la denominación Vinos de Yecla han salido al exterior, lo que da buena cuenta del nivel de aceptación que estos vinos tienen fuera de España.

En la actualidad, y con la variedad Verdejo en trámite de inclusión dentro de los tipos de uva cultivados en la denominación, la calificación de los caldos elaborados a partir de la cosecha 2011 está prevista como «excelente» gracias a las especiales condiciones meteorológicas, de suelo y al buen estado sanitario de la uva.

Entre las últimas novedades ejecutadas por la denominación destaca la implantación, «sobre todo, en variedades blancas de la recolección nocturna para que las uvas entren en la bodega a la temperatura más baja posible y desde el inicio de la fermentación la temperatura pueda estar controlada», señalan desde la dirección del Consejo Regulador.

Calle poeta Francisco A. Jiménez s/n Polígono Urba-Yecla II. 30.510. Yecla.

968 435 412/ 792 352