CAM colabora en un programa de atención a pacientes con daño cerebral

Es una iniciativa pionera, ya que Yecla es el único municipio que cuenta con un centro de atención de día para estos enfermos

CAM colabora en un programa de atención a pacientes con daño cerebral

El presidente territorial de la CAM, Ángel Martínez, visita al equipo multidisciplinar que trata a estos pacientes. :: CAM

MURCIA. A Joaquín, Pascual e Ildefonso un derrame cerebral les cambió la vida. Y a sus familias también. Ellos son tres de los más de 20 pacientes que cada día acuden al Centro de Atención de la Asociación de Discapacitados de Yecla (ADFY) para recibir la asistencia de un equipo multidisciplinar que les proporciona una atención individual y especializada para facilitar su recuperación y rehabilitación. Un trabajo que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Yecla y de Caja Mediterráneo.

Este programa de atención a personas con daño cerebral y otras discapacidades físicas se inició a principios de 2009 y desde el primer momento ha contado con el respaldo económico de Caja Mediterráneo a través de su Obra Social.

El presidente territorial de Caja Mediterráneo, Ángel Martínez, señala que la labor que se está realizando mediante esta iniciativa «es esencial, ya que este programa ofrece un servicio sin el cual las personas afectadas por daño cerebral tendría muy limitada la recuperación de sus facultades físicas y psíquicas».

Este programa de ADFY y el Ayuntamiento de Yecla es pionero en la Región de Murcia, ya que es el único municipio que cuenta con un centro de atención de día en el que, fuera de los hospitales, se presta atención especializada a las personas con daño cerebral. Una atención que es realizada por un equipo de auxiliares de enfermería, fisioterapeutas, logopedas y terapeutas, bajo la supervisión de la Concejalía de Política Social y de ADFY.

En este sentido, la coordinadora de este equipo de profesionales, Ángela Bels, señala que «el gran beneficio de este programa es que ofrece una tratamiento individualizado a cada usuario. Cada paciente recibe la atención exclusiva de cada profesional durante 45 minutos de forma rotatoria». Además, esta iniciativa supone un importante respiro y ayuda especialmente para aquellas que tienen escasos recursos para prestar una atención adecuada a sus familiares afectados con daño cerebral. Los propios familiares reconocen que este programa es fundamental. Teresa Rubio, esposa de Ildefonso, señala que «los afectados no pueden estar en casa a las buenas de Dios, necesitan estar activos y bajo una atención profesional para recuperar en lo posible sus capacidades». Teresa se emociona cuando habla de la atención que su esposo recibe gracias a este programa: «esto es una bendición de Dios, porque si no estuviera, mi marido estaría en el sofá tumbado todo el día». Todos los familiares reconocen que su vida sería mucho más dura y complicada sin esta ayuda. Julia Día, hija de Pascual, afirma que «este programa es un gran apoyo para ellos y para nosotros porque hasta que no tienes cerca un caso de daño cerebral, no sabes hasta qué punto puede cambiar tu vida.

Aquí te enseñan cómo afrontarlo y cómo manejarlos en cada situación». Lourdes González es quizá una de las personas que más ha necesitado ese apoyo. A su marido Joaquín le dio un derrame cerebral hace cuatro años, cuando tenía poco más de 30 años, dejándolo postrado en una sillas de ruedas y con la personalidad totalmente alterada.

Lourdes asegura que este Centro de Atención es esencial porque «Joaquín necesita un tratamiento de por vida y yo no puedo estar con él porque necesito trabajar para sacar mi familia adelante». Gracias a este centro ella tiene ese tiempo y su marido ya ha conseguido prescindir de la silla de ruedas y recorrer a pie en los trayectos cortos.

 

 

Obra Social de la CAM


Obra Social CAM | Fotos


Obra Social CAM | Vídeos