Ramón Gaya Centenario


Exposición 'Vida y creación'
Ramón Gaya se reencuentra con Italia

De izquierda a derecha, Carlos Egea, Luis Calvo Merino, Miguel Ángel Cámara, Mario García de Castro, Isabel Verdejo y Manuel Fernández-Delgado, durante la inauguración de la exposición. :: FOTOS: INSTITUTO CERVANTES
CON MUCHO ESTILO. Un grupo de 'cristianas' desfila ayer encabezada por su cabo y seguidas por la banda. / ISMAEL MATEO
<< 12    >>
 
De nuevo en Italia, donde pintó, vivió intensamente y fue feliz. La vida y la obra del pintor murciano Ramón Gaya, uno de los artistas españoles más profundos y singulares del siglo XX, es desde el viernes un libro abierto en la sede del Instituto Cervantes en Roma, donde la Fundación Cajamurcia, el ayuntamiento murciano y el museo que guarda el legado del primer Premio Velázquez han llevado la exposición 'Vida y creación', incluida en la programación cultural que conmemora el centenario de su nacimiento.
Algunos de los cuadros que perfilan las diferentes etapas de su existencia, objetos personales, correspondencia con otros escritores y pintores y documentos tan simbólicos como su carné de socio del Museo del Prado integran una exposición que resume la vida del pintor, fallecido en el año 2005. El presidente de Cajamurcia, Carlos Egea, y el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, inauguraron el viernes la muestra en pleno centro de Piazza Navona, en un acto que contó con la presencia de la viuda del artista, Isabel Verdejo; del director del Instituto Cervantes en Roma, Mario García de Castro; y del embajador de España en Italia, Luis Calvo Merino. Y junto a ellos, Pascual Martínez, gerente de la Fundación Cajamurcia, y el director del Museo Ramón Gaya de Murcia y comisario de la exposición, Manuel Fernández-Delgado, que ha conseguido plasmar la esencia artística y humana del pintor y escritor en las coquetas salas del Instituto Cervantes.
Carlos Egea expresó el «orgullo de que se conozca un poco más la obra de un artista tan relevante como Ramón Gaya, y no sólo la pictórica, sino también la literaria. Esta exposición es una muestra muy intimista -añadió- como era él, y creo que le habría gustado porque le representa muy bien, ya que fue un hombre cabal, muy serio y profundo, y enormemente valioso», terminó.
Miguel Ángel Cámara destacó por su parte que es «un lujo que Murcia pueda promocionarse a través de la obra de Ramón Gaya, una persona comprometida, seria, austera y generosa, fiel reflejo del carácter murciano». Y Luis Calvo Merino expresó su convencimiento de que «Europa sólo puede construirse, paso a paso, utilizando el vehículo de la cultura en la que nos apoyamos, para mostrar lo más genuinamente lo que tenemos».
Pasear entre los objetos que rodearon al autor de 'Velázquez, pájaro solitario' es una experiencia emocionante, igual que acceder a su mundo íntimo a través de sus obras, que nos dejan pasar a su estudio, a su terraza romana, y que nos muestran a su padre (1926), a su madre (pintada en 1981 a partir de una fotografía), y a Alicia, una joven de mirada misteriosa a la que retrató en 1952. También nos encontramos con su amigo Luis Cernuda tumbado en una playa de Almería (1934), un inquietante autorretrato (1942) y el bellísimo 'Las luces de Ponte Vecchio' (1958), un cuadro al que uno querría entrar para pasear por el durante horas. La muestra recoge el material que ya se expuso en Murcia y Madrid, con el añadido especial de varias obras pintadas durante su etapa italiana, una petición expresa de Carlos Egea a Manuel Fernández-Delgado. El fotógrafo Juan Ballester, amigo de Gaya y autor de algunos de los retratos más conocidos del pintor, contemplaba emocionado las pinturas y los documentos personales del artista.
La exposición recorre los 95 años de vida de Gaya, comenzando por la etapa acotada como Años de formación (1910-1931), en la que se incluyen algunas de sus primeras obras y documentos, como su boletín de suscripción a la revista 'Verso y Prosa', algunos poemas, correspondencia y fotografías con Pedro Flores, Antonio Oliver, Juan Guerrero, Luis Garay y José Ballester.
El siguiente apartado, que recoge su experiencia en las Misiones pedagógicas (1931-1936), contiene varios artículos escritos por el pintor en 'La Verdad', así como el catálogo de una exposición en el Ateneo de Alicante.
La etapa de la Guerra Civil (1936-1939) aporta interesante documentación, como carteles ilustrados por Gaya para el Congreso Antifascista, y un manuscrito original, 'Nana para un Lázaro'. También se puede ver una maqueta del 'Siania', el barco en el que viajó a México para vivir en el exilio.
Su periodo en México (1939-1952) está marcado por una intensa actividad pictórica y literaria, complementada con numerosas colaboraciones en revistas, donde le reclamaban con frecuencia ilustraciones y viñetas. El intercambio epistolar con Octavio Paz y Salvador Moreno también está presente en este apartado.
Durante su periodo italiano (1952-1971), después del exilio, trabaja más que nunca y viaja por toda Europa. En esta época publica 'Sentimiento de la pintura' y 'Velázquez, pájaro solitario', dos influyentes ensayos sobre la creación artística. Y sigue cultivando la amistad con destacados intelectuales, una relación que dejó un reguero de fotografías y cartas a Tomás Segovia, María Zambrano, Jorge Guillén, Juan Bonafé, José Bergamín, Juan Ramón Jiménez, Enrique de Rivas, Angela Selke, Juan Gil-Albert y Victoria de los Ángeles, entre otros.
Y, por fin, de nuevo en España (1971-2005), donde se aprecia el tramo final de su obra y el reconocimiento social y artístico a su figura: exposiciones antológicas, nombramiento como Hijo Predilecto de la Ciudad de Murcia, doctorado Honoris Causa por la Universidad de Murcia, Premio Nacional de Artes Plasticas, Premio Velázquez de las Artes Plásticas (fue el primero en recibirlo)... Es una época en la que se reencuentra con la luz de España, los toros (a principios de los 90, aún con fuerzas, seguía a Julio Aparicio por las plazas), y publica textos tan importantes como 'Diario de un pintor' y 'Sentimiento y sustancia de la pintura'. En esta etapa final de su vida se relaciona con Francisco Brines, Rosa Chacel, Fernando Ortiz, Juan Manuel Bonet, Andrés Trapiello y Pedro García Montalvo.
El presidente de Cajamurcia, Carlos Egea, adelantó en Roma que en octubre, dentro de la Semana Grande, se celebrará una exposición en la que la obra de Gaya se encontrará con la de algunos de los grandes artistas de la pintura a los que él homenajeó. Cristóbal Belda, comisario de esta muestra, ha conseguido ya cuadros de Rembrandt, Picasso y Velázquez.
 

 

Ramón Gaya | Fotos

Ramón Gaya y su obra
Gaya contra sus maestros
(20-10-2010 - Murcia)
 
Ramón Gaya y su obra
Ramón Gaya íntimo

(08-10-2010 - Murcia)
 

Ramón Gaya | Vídeo