Ramón Gaya Centenario


Colección 'Llegó a ser'
El artista regresa a la escuela

Educación edita un cuento para acercar la figura de Gaya a los escolares de Primaria en el año de su centenario

El artista regresa  a la escuela

:: DIBUJOS: ÁLVARO PEÑA

A sólo un día de que se cumpla el centenario del nacimiento del pintor murciano Ramón Gaya (10 de octubre de 2010), la Consejería de Educación ha presentado el cuarto libro de la colección 'Llegó a ser', una breve biografía ilustrada, destinada a acercar la figura del ilustre pintor a todos los estudiantes de Primaria de la Región.

Prologado por el consejero Constantino Sotoca, ilustrado por el dibujante Álvaro Peña con escenas basadas en obras de Gaya, y diseñado por Pedro López Morales, para la elaboración de este libro han contado con la colaboración de la viuda de Ramón Gaya, Isabel Verdejo, que ha desvelado detalles de su niñez, y del director del Museo, Manuel Fernández-Delgado.

Bajo el título 'El niño que llegó a ser un gran pintor: Ramón Gaya', el texto de María Teresa Carretero narra la vida de este murciano universal que, desde su infancia, se desarrolló entre la pasión por la música y la curiosidad por los libros que le transmitía su padre, y la admiración por la obra de Pedro Flores y Luis Garay, primero, y por los grandes pintores de la historia después.

Un cuento ameno y divertido, en el que el color es clave, que desvela a los niños el temprano interés por las artes de Ramón: el dibujo (a los cinco años comenzó a pintar y firmar sus apuntes, y ya era reclamado por los niños mayores por su habilidad para decorar las cometas que construían); la escultura (cómo se entretenía moldeando con barro de las acequias soldados y caballos con los que jugar); la música y la literatura (una afición heredada de su padre, Salvador); y su capacidad de admirar las pequeñas cosas: los caracoles, las hojas del nisperero, la mariquita que se escondía en el huerto... Todo lo dibujaba.

Pese a su temprana habilidad, el contacto directo con la pintura le llegó a través de Luis Garay y Pedro Flores, amigos de su familia, que bien temprano intuyeron las dotes artísticas que el pintor del Huerto del Conde escondía.

Tanto que a los diez años participó en la Exposición de Pintura del Círculo de Bellas Artes de Murcia entre artistas importantes como Flores, Garay y Joaquín. Y con tan sólo doce años ya supo que quería ser pintor.

Su pasión por escribir poemas y otros textos le ligó a la revista 'Verso y Prosa', que fundaron Juan Guerrero y Jorge Guillén, y que él mismo, junto a Pablo Picasso o Dalí, ilustró, además de publicar algunos de sus escritos.

La apasionante historia de Ramón Gaya, un artista autodidacta que siempre aspiró a la perfección, vuelve a la escuela cien años después de su nacimiento con la intención de darse a conocer a los niños de la Región y de sembrar en ellos el gusanillo del arte.

Y lo hace con un atractivo libro en el que la ilustración se convierte en elemento primordial y que profundiza en la etapa más desconocida de Gaya, su infancia y adolescencia, aunque concluye con la recepción del Premio Velázquez a las Artes y con certeras pinceladas sobre su producción artística.

El libro, que se distribuirá de manera gratuita a las bibliotecas de los centros de Primaria de la Región, contiene toda una serie de fichas didácticas que, a través de adivinanzas y ejercicios, facilitan a los más pequeños la comprensión y asimilación de la vida de uno de los mejores creadores que ha dado la Región.

 

 

Ramón Gaya | Fotos

Ramón Gaya y su obra
Gaya contra sus maestros
(20-10-2010 - Murcia)
 
Ramón Gaya y su obra
Ramón Gaya íntimo

(08-10-2010 - Murcia)
 

Ramón Gaya | Vídeo