Noche bajo el mar

La magnífica playa de Cala Cortina, a dos pasos del centro de la ciudad y resguardada de los vientos de Levante, es lugar de bautizos de buceo. Quienes se inician en este apasionante mundo, hacen su primera inmersión en unas aguas tranquilas, poco profundas y de fondos arenosos donde es posible ver abundante fauna submarina.
Esas condiciones la hacen ideal para el buceo nocturno, que la inmersión que un equipo de buceadores del CENM-Naturaleza acompañados por el concejal de Turismo, Javier Herrero, realizaron recientemente acompañados por personal del centro de buceo Bubbles, ubicado en el muelle de la Curra, justo debajo del faro de San Pedro.
La salida comienza en la orilla de playa, al caer la tarde nos dirigimos a Cala Cortina, cuando los últimos rayos de sol van desapareciendo junto al Cabo Tiñoso, enfrente de esta cala. Al ser verano aún hay numerosos bañistas, la tarde invita más que el día a estar a orillas de la playa.
Grupos de peces
Se sale con algo de visibilidad para que la oscuridad no sea inmediata y haya una adaptación antes de que se haga totalmente de noche. Con el horizonte iluminado -aunque el sol ya se ha escondido-, aguas totalmente en calma y provistos de iluminación individual, se inicia la inmersión.
El misterio de bucear por la noche llena de inquietud al buceador poco acostumbrado que se pregunta: ¿Cómo será el mar por la noche? ¿Qué vida habrá? ¿Será difícil bucear? Todas estas incógnitas desaparecen nada mas sumergirse y empezar el recorrido trazado por los guías.
Al llegar a las rocas ya se alcanzan los 7 metros de profundidad y ya hay peces formando grupos que se mueven, otros a su vez están rasgando el fondo de arena buscando comida, una pequeña anguila nos mira y se pasea por el fondo arenoso. Mas adelante un pulpo tantea con un tentáculo a una escórpora, que ni se inmuta. El pulpo se esconde entre las rocas al ver las luces de las linternas.
Bucear a poca profundidad ayuda a consumir poco aire. Los instructores nos llevan poco a poco de regreso y sin darnos cuenta estamos en superficie. Apenas hay profundidad, miramos los relojes y llevamos 70 minutos de inmersión. El tiempo pasa rápido.
Cala Cortina permite acabar la inmersión de la mejor forma: unos refrescos y una cena con unos calamares a la romana y otras delicias a orilla de la playa en el Mares Bravas.
 

 

Submarinismo en Cabo de Palos


Submarinismo | Fotos

 

Buceo en Cala Fría

(29-08-2009 - Cabo de Palos)
 

Buceo en Cala Cerrada

(21-08-2009 - Cabo de Palos)