Cartagena presume del parque arqueológico urbano al aire libre más grande de España

El Barrio del Foro Romano sigue creciendo, mientras que los visitantes pueden recorrer la zona y disfrutar de las tareas de excavación en vivo

El cerro de El Molinete, una de las áreas arqueológicas más importantes de España, se ha convertido por derecho propio en el mayor parque urbano del país; importante, además, por la enorme diversidad histórica que alberga, desde los restos de un templo del siglo II antes de Cristo hasta molinos salineros del XVII.
 
Este parque arqueológico al aire libre permite conocer en un corto recorrido la mayor parte de la historia de Cartagena, y lo que es mejor, disfrutar de las tareas de la excavación en vivo.
 
Algunas de las estructuras mejor conservadas se encuentran en la ladera sur, dentro del área bautizada como el Barrio del Foro Romano, recuperada con un proyecto que ha merecido el Premio Nacional de Restauración. Una tercera parte de su superficie ofrece ya al público una impresionante colección de edificios que formaban parte del centro comercial y político de la ciudad romana. El resto va a ser excavado gracias a la aportación de 4,1 millones de euros cedidos por Repsol gracias al acuerdo firmado por su presidente, Antonio Brufau, con la alcaldesa de la ciudad, Pilar Barreiro.
 
El conjunto excavado procede del siglo I de la antigua colonia romana de Cartago Nova. Está integrado por un complejo termal al que se accede por un monumental espacio porticado (peristilo), pavimentada en su espacio central al aire libre con un solado de ladrillos dispuesto en forma de espina de pez, en el que se han hallado restos importantísimos de columnas, capiteles jónicos y corintios, pinturas y una pieza que identifica este lugar, la cornucopia, como símbolo de la divinidad. 
 
Las termas son una sucesión de salas frías, templadas y calientes, estas últimas caldeadas por hornos dispuestos junto a la calle que delimita la manzana, los restos de dichos hornos y de la calle pueden visitarse en el Decumano, donde también se muestran los restos de un edificio porticado de carácter comercial.
 
Separado de este conjunto por un muro medianero, se ha hallado el Edificio del atrio, dotado de dos plantas y así llamado por distribuirse en torno a un atrio o patio central con 4 columnas, con un excepcional estado de conservación de sus muros, que en algunos casos superan los 4 m de altura, y por los vestigios de decoración pictórica mural preservados. 
 
La obra se encuentra bajo una cubierta de unos 1.800 metros que protege los restos del Barrio del Foro Romano.
 
 
Ruta de la tapa
 
 
La VIII Ruta de la Tapa y IV Ruta del Asiático ha vuelto para llenar de vida la ciudad y ampliar la oferta turística, en este caso, atendiendo la calidad gastronómica de la hostelería local en un evento impulsado por la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento de Cartagena, en colaboración con Hostecar y otros patrocinadores.
 
Los 82 establecimientos que compiten en esta octava edición de la Ruta, que se celebra hasta el 22 de marzo, ofrecen tapa y bebida por 2,50 euros. En cuanto al precio del asiático lo establece cada local.
 
La ruta se ha convertido en todo un acontecimiento gastronómico, tanto para los cartageneros como para los turistas, que, sobre todo, llegado el fin de semana, aprovechan para disfrutar de los platos creados por la hostelería cartagenera para la ocasión. Y para que la jornada sea perfecta, qué mejor que complementar su estancia en la ciudad con la visita del patrimonio arqueológico e histórico. Para ello la Concejalía de Turismo y Cartagena Puerto de Culturas han ideado una serie de rutas guiadas que muestra la Cartagena histórica.